Todo apunta a Guardiola, aunque también puede ser una indirecta a Messi

¿A quién cuestiona Piqué con lo de "acabamos siendo esclavos del estilo"?

En declaraciones a 'Extra Time', el suplemento del diario deportivo italiano 'La Gazzetta dello Sport', Gerard Piqué cree que el Barcelona probablemente acabó siendo "esclavo" del sistema del "tiqui-taca". "Tras varios años con entrenadores de la casa, primero con Pep (Guardiola) y después con Tito (Vilanova), quizás acabamos con exasperar nuestro estilo de juego hasta el punto en que nos encontramos siendo esclavos del sistema, de ese estilo", reflexiona el central azulgrana.

La pregunta que surge es a quién cuestiona, responsabiliza o culpa Piqué de que el Barça acabara siendo esclavo de un sistema de juego que tantos éxitos le dio en los primeros años de Guardiola al frente del equipo. ¿Quizás al propio Pep, con quien el central no acabó nada bien? ¿Quizás a su sustituto, Tito Vilanova, aunque no parece que sea así? ¿O no será que el culpable de esta esclavitud fuera Messi, aunque Piqué no se atreva a señalarle? El hecho es que desde que el argentino se empeñara en jugar por dentro, y de ahí la consiguiente salida de Ibrahimovic, el Barça se fue conviertiendo en un equipo más previsible para que Messi fuera más imprevisible.

Lo más curioso de todo es que Piqué considera que la llegada del técnico argentino Gerardo 'Tata' Martino "ha permitido encontrar alternativas". "Ahora ha llegado el Tata, que viene de fuera, que comparte la misma idea del fútbol, la de la posesión del balón, pero que nos está mostrando opciones diferentes", explica el defensa internacional.

"Se trata de algo muy positivo porque nos ofrece variantes. Cuando nos presionan, hacer un par de pases largos no es negativo, sirve para cambiar el juego, oxigenar, evitar que nos aplasten y nos dejen sin salida". Que se sepa, en el estilo de juego del Barça que perfeccionó Guardiola, Piqué no tenía prohibido recurrir a los balones en largo y de hecho recurría a ellos para descargar el juego. Sobre todo cuando Pep fichó a Ibrahimovic para ejercer de ese tercer hombre. Pero también fue Messi quien acabó con esa opción. 

Para terminar, Gerard Piqué destacó que "es normal intentar desarrollar ideas nuevas, variaciones: después de tantos años los adversarios obviamente saben cómo atacas, cómo te mueves". Y parece que la única solución que encuentra el central azulgrana es recurrir al pelotazo. Curioso.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba