Deportes

Las negligencias de Rosell y su ilegítimo heredero Bartomeu liquidan el mejor Barcelona de la historia

El 'caso Neymar' y ahora la sanción de la FIFA, que le impediría fichar justo cuando más lo necesita. Un referémdum para ampliar el Camp Nou, proyecto sobre el que algunos ven la sombra de Qatar. El Barça, un club que presume de valores y de ser un modelo de gestión, vive de escándalo en escándalo. Lo mismo con Rosell que con Bartomeu. 

Si no había suficiente escándalo montado con el llamado 'caso Neymar', el FC Barcelona se ha encontrado ahora con una dura sanción de la FIFA por cometer infracciones relacionadas con el traspaso y la inscripción de jugadores menores de 18 años. Para colmo, en este asunto ha contado con la complicidad de la Federación Española de Fútbol, castigada también por el organismo que preside Joseph Blatter.

La junta directiva azulgrana, presidida primero por Sandro Rosell y ahora por Josep Maria Bartomeu, su ilegítimo heredero, ha llevado al club catalán a ser tan protagonista en los tribunales, como lo ha sido su equipo durante estos años en los terrenos de juego. Triste protagonista, claro.

Al igual que en el fichaje de Neymar, no sería de extrañar que la denuncia trasladada a la FIFA haya salido desde dentro del propio club, algo que debería empezar a preocupar seriamente a sus rectores en lugar de buscar manos negras y plantearse si no deberían convocar elecciones al término de la presente temporada. Tras la escapada de Rosell, Bartomeu no parece ser el más indicado para gestionar un club que va de escándalo en escándalo.

Pese a la gravedad de lo acontecido, una vez más el club se limitó a emitir un comunicado en el que se habla de conceptos como que "el modelo de formación del FCB ayuda a las familias de muchos jugadores a su integración y su crecimiento social" o que "sólo en Catalunya, se estima en 15.000 la cifra de jugadores menores de edad inscritos federativamente, que estarían en situación irregular por haber nacido fuera de España, según los criterios de la FIFA en su expediente sancionador".

Además del daño que hace a la imagen del Barça, la sanción de la FIFA le podría impedir incorporar futbolistas precisamente cuando más lo necesita, pues a las conocidas bajas de Víctor Valdés y Carles Puyol, el club catalán tiene previsto desprenderse de otros jugadores -desde Dani Alves a Song y alguna sorpresa entre medias...-, para lo cual necesita realizar una serie de fichajes que regeneren su plantilla.

De hecho, las incorporaciones ya conocidas del guardameta alemán Ter Stegen y de la joven promesa croata Alen Halilovic quedan en el aire, pues aunque ambos hayan podido firmar, sus fichas aún no han sido tramitadas por la Federación, de ahí que, en principio, tampoco podrían llevarse a cabo hasta el verano de 2015. De hecho, la prohibición de la FIFA es la de inscribir, es decir, la de obtener licencia, no la de fichar.

El Barcelona ya ha anunciado que recurrirá la resolución de la Comisión Disciplinaria ante la Comisión de Apelación de la FIFA. En caso de que Apelación desestimara el recurso (si lo estima concluiría el procedimiento levantándose la sanción) el Barcelona puede recurrir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Ante ambas instancias, puede solicitar la suspensión de la prohibición como medida cautelar.

Los expertos en la materia creen que lo más probable es que Apelación desestime tanto el recurso como las medidas cautelares, pero, por el contrario, el TAS estime en primer término las medidas cautelares, lo que facultaría al Barcelona a poder inscribir jugadores en el periodo estival de 2014, y en segundo término, estimar el recurso, considerándose una resolución firme.

Este es el primer caso de relevancia desde la entrada en vigor del sistema interrelacionado de transferencias internacionales, dado que los casos del Chelsea (en este caso se trataba del inducción a la rescisión de un contrato a un menor de 16 años) y del Midtjylland danés son anteriores a la reforma y por tanto no constituyen jurisprudencia.

Pero aquí no acaba todo. Además del 'caso Neymar' y de la sanción de la FIFA, otro frente abierto es el de la reforma del Camp Nou. Agustí Benedito, excandidato a la presidencia, asegura que en el referéndum de este sábado no solo se vota la reforma del Camp Nou y el 'Espai Barça', sino un modelo de club del que está en contra. "Se vota humo y un cheque en blanco peligroso", dice Benedito, quien asegura tener indicios de que Qatar está detrás de la reforma.

Un grupo de socios debatió en el Auditori 1899 del Camp Nou la reforma del estadio azulgrana, en defensa de que la masa social azulgrana vote 'no' a la propuesta de la junta de invertir unos 600 millones de euros en remodelar el estadio y en construir un nuevo pabellón polideportivo. Después de las negligencias cometidas por Rosell y Bartomeu, es lógico que los culés tengan cuando menos dudsa sobre la conveniencia de este proyecto. Visto lo visto, no son de fiar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba