Se oponen a la demolición de su museo

Indios armados con arcos y flechas se encierran para evitar la ampliación de Maracaná

El Mundial de Brasil se ha encontrado con un nuevo problema: la construcción de un aparcamiento junto a Maracaná tiene la oposición de los indios.

Un grupo de indios, algunos armados con arcos y flechas, ocuparon este sábado el Museo del Indio de Río de Janeiro, contiguo al estadio Maracaná y que pretende ser demolido para ampliar los estacionamientos del escenario que recibirá la Copa de las Confederaciones de 2013 y el Mundial de Fútbol de 2014.

El grupo de indios, la mayoría de una reserva indígena del estado de Río de Janeiro, se instaló en campamentos en el edificio, que fue rodeado por el Batallón de Choque de la Policía militarizada de la capital fluminense.

Algunos de los operarios de las obras que mostraron su apoyo a los indios tuvieron sus identificaciones retenidas por los supervisores del consorcio integrado por las constructoras Odebrecht y Andrade Gutiérrez, según denunciaron los propios empleados a medios locales.

El mismo grupo pretende mañana hacer otra manifestación como protesta por la demolición programada del estadio de atletismo "Celio de Barros". La Policía militarizada aguarda una orden judicial para proceder con el desalojo del predio, mientras que las autoridades municipales negocian para evitar una resistencia violenta por parte de los indios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba