Un gol de Susaeta da la victoria a un pobre Athletic, que se aleja del descenso

Bielsa salva su primer 'match ball' ante Osasuna y Amorrortu respira aliviado

Sin hacer méritos para llevarse los tres puntos, al Athletic le bastó un gol de Susaeta para ganar en Pamplona. Iraizoz, que regresó a la titularidad después de dos partidos, fue el mejor y Osasuna volvió a pagar cara su falta de gol.

Un gol de Markel Susaeta en el minuto 63 decidió el Osasuna-Athletic y terminó con la mala racha de los rojiblancos, que sumaron los tres puntos después de cuatro jornadas sin conseguirlo a costa de un rival que se topó con Gorka Iraizoz en su reaparición. Marcelo Bielsa salvó su primer 'match ball' y José Mari Amorrortu, el director deportivo del Athletic llamado a sustituirle en caso de destitución, respiró aliviado. El técnico argentino reconoció que la victoria "era imprescindible" para su equipo y que la actuación "desde el punto de vista futbolístico dejó algunos aspectos para revisar".

Osasuna, que se ha visto adelantado en la clasificación por el conjunto vizcaíno, no mereció la derrota, tuvo más dominio y ocasiones claras, pero dejó en evidencia una de sus mayores carencias: es el equipo menos goleador de la categoría. Fue de más a menos durante el encuentro y el Athletic aprovechó su oportunidad para sumar tres puntos vitales y marcar distancias sobre los equipos en puestos de descenso.

La primera ocasión del encuentro llegó a los cuatro minutos con un disparo con la zurda de Kike Sola junto a la base del poste, que Iraizoz desvió con la punta de los dedos a córner. Tras el saque de esquina de Armenteros fue Miguel Flaño el que remató de cabeza para lucimiento del meta navarro, novedad en la alineación tras haber sido suplente los dos últimos partidos.

El árbitro anuló un gol a Kike Sola por fuera de juego del delantero navarro, en pleno acoso local a la portería vizcaína. Oier Sanjurjo tuvo el gol al rematar de cabeza a bocajarro ante Iraizoz, que de nuevo salvó a su equipo. La superioridad local fue manifiesta en los primeros cuarenta y cinco minutos con un dominio por momentos abrumador, pero sin gol. La única llegada del Athletic con peligro tuvo como protagonista a Aduriz en un remate de cabeza que salió desviado pasada la media hora de juego.

Tras el descanso el encuentro se igualó un poco más. Osasuna arriesgó menos y aseguró mejor su zona defensiva. Los dos equipos se fajaron con mucha intensidad con su fútbol fuerza característico. Los locales, con más confianza, y el Athletic buscando más el fallo del rival. Arribas tuvo que desviar un centro de Ibai Gómez con mucho peligro desde la banda derecha, y Oier remató muy flojo de cabeza a las manos de Iraizoz.

Bielsa decidió sacar a Fernando Llorente en lugar de Aduriz para ganar altura en los balones aéreos, pero fue Susaeta el que marcó el primer y a la postre único gol en el segundo palo al rematar a bocajarro un centro con el exterior de Ibai Gómez desde la banda izquierda. Fue el primer disparo a puerta del conjunto vizcaíno y todo un golazo.

Mendilibar sacó a Masoud en lugar de De las Cuevas y el iraní revolucionó el ataque navarro. Entonces surgió de nuevo Iraizoz para evitar el gol del empate en los balones aéreos. Ander Herrera le puso más criterio al juego del Athletic y los rojillos arriesgaron con tres centrales atrás y con Joseba Llorente acompañando a Sola en el ataque.

Osasuna insistió ante la portería rojiblanca, pero el cansancio y la defensa de cinco, con Ekiza incluido, desbarató las opciones de los navarros. A la contra los visitantes, con Llorente de estilete, pusieron en jaque a un cuadro local sin chispa que quiso pero no pudo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba