Anticorrupción investiga el Levante-Deportivo porque la Policía tiene pruebas

Tebas no va de farol y los amaños se pagan con cárcel y posibles descensos

Según el presidente de la LFP, el Levante-Deportivo estaba siendo investigado desde antes incluso de jugarse. La Policía podría tener grabaciones que implican a varios jugadores granotas. La denuncia de Barkero, cuyo testimonio será decisivo, y la no convocatoria en los siguientes partidos de tres de los cuatro acusados por el guipuzcoano, elevan las sospechas. En principio, el Deportivo parece estar limpio.

Las rotundas declaraciones del presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, en las que aseguró que podrá probar el amaño del Levante-Deportivo (0-4) están basadas en la investigación policial de un caso que si ha llegado a la Fiscalía Anticorrupción es porque existen pruebas suficientes para llevarla a cabo.   

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, se reunió el año pasado con el Fiscal General del Estado para avisarle sobre los posibles amaños en los partidos de Liga, tanto en Primera como en Segunda división. Torres Dulce dejó claro que estaba dispuesto a investigar, aunque siempre que llegaran con pruebas. A la citada reunión acudieron, además de Cardenal, el todavía presidente de la LFP, José Luis Astiazaran, y el propio Javier Tebas.

Por lo visto, el recientemente nombrado presidente de la patronal del fútbol tomó buena nota y esta vez ha acudido a la Fiscalía Anticorrupción con pruebas de un presunto caso de amaño. Una pruebas que bien podían ser grabaciones obtenidas por la Policía antes de la disputa de un partido que, como también confirmó Tebas, ya estaba bajo sospecha y por ello fue investigado de antemano.

De este modo, y a la espera de que la investigación concluya, el Levante se arriesga a perder la categoría, mientras que los jugadores implicados podrían ser castigados con cuatro años de cárcel, toda vez que la compra-venta de partidos es delito. La otra gran pregunta es qué podría suceder con el Deportivo, aunque todo apunta que nadie del club gallego estaría implicado, sino que se trataría de terceras personas. En todo caso, el testimonio clave de la investigación puede ser el de Barkero, por más que el guipuzcoano se retractara públicamente y pidiera disculpas a sus compañeros.

Curiosamente, los cinco futbolistas del Levante que se han visto envueltos en la polémica por las presuntas irregularidades se han ido cayendo poco a poco del equipo.Tres por decisión técnica: Ballesteros, Munúa y Juanlu, que no han vuelto a jugar desde entonces. Y dos, por lesión: Juanfran y Barkero, este último precisamente el jugador que denunció a sus compañeros.  

Ballesteros fue suplente en los partidos ante Barcelona y Celta y no viajó a Mallorca este fin de semana. Munúa es suplente desde ese encuentro y Juanlu se ha quedado de forma consecutiva fuera de las tres últimas convocatorias tras haber disputado unos minutos ante el Deportivo. En este encuentro entró en el minuto 71 en sustitución de Barkero.

El entrenador del Levante, Juan Ignacio Martínez, ha insistido públicamente en que las decisiones de que no jugaran han sido "absolutamente deportivas" y que en ningún caso han sido excluidos del once o de la convocatoria por estar relacionados con las acusaciones de Barkero.

Sin embargo, lo más probable es que ninguno de los cinco jugadores del Levante implicados en este asunto puedan jugar el próximo viernes contra el Zaragoza en el estadio Ciutat de València, precisamente un partido que hace dos temporadas se disputó en la última jornada y ya estuvo bajo sospecha.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba