Asegura que cada día tiene "más ilusión"

El concejal Joan Laporta abandonaría la política... para volver a hacerla desde el Barça

El expresidente azulgrana y concejal del Ayuntamiento de Barcelona, Joan Laporta, ha asegurado este martes que está "preparado" y cada día "con más ilusión" para volver a ser presidente blaugrana.

"Estoy preparado, y cada día tengo más ilusión para volver a ser presidente. Tengo un equipo, que siempre es muy importante, en quien confío, y la motivación para ir a unas elecciones. Vuelvo a tener ilusión por ser presidente y hay trabajo a hacer. Las elecciones tienen que ser en 2016 y entonces será el momento para hacer las reflexiones que toquen a nivel profesional, personal y familiar", manifestó en rueda de prensa Joan Laporta.

En este sentido, aseguró que le mueve la ilusión de hacer cosas por el FC Barcelona. "La motivación es construir, sumar, y más allá de todo lo que me ha llegado a hacer esta Junta intentado perjudicar mi reputación, pienso que les he perdonado en este sentido y me da fuerza para construir. Les he perdonado, pero sigo buscando la justicia y que se diga la verdad. Pero todavía falta y tengo que hacer la reflexión", matizó.

"No contemplo que se adelanten las elecciones a no ser que sea por una cuestión de extrema dificultad, y si pasa es porque el club necesitaría de nuevo un cambio y ya lo veríamos. Pero o es por extrema dificultad o sería por intereses particulares de los que están gobernando", comentó sobre lo complicado que le parece que se adelantan las elecciones, previstas para 2016.

Laporta fue presidente de la entidad blaugrana del 15 de junio de 2003 al 30 de junio de 2010, siete años en que consiguió a nivel deportivo afianzar el proyecto con Frank Rijkaard y con Pep Guardiola en los banquillos, llevando al equipo en su opinión a ser "el mejor Barça de la historia", aunque tuvo que superar una moción de censura en su contra y, en estos momentos, hay abierta una acción social de responsabilidad en su contra votada en Asamblea de socios en 2010 y promovida por la actual Junta presidida por Sandro Rosell, quien fuera su vicepresidente deportivo en los primeros años de mandato.

Eso sí, si finalmente se presentara a las elecciones blaugranas, dejaría la política tras aventurarse en ella una vez finalizado su ciclo como máximo mandatario del FC Barcelona. "Ser presidente del Barça conlleva una gran responsabilidad, y sería incompatible con cargos políticos. Si decido presentarme a las elecciones del Barça, es difícil de compaginar y dejaría mis responsabilidades políticas. Mi cargo como concejal acaba en 2016", recordó.

Preguntado por lo mejor y lo peor de la actual Junta Directiva de Sandro Rosell, lo tiene claro, sobre todo en lo negativo, y por ello tiene ya pensado cuál sería su esquema base, los fundamentos, de su hipotética campaña electoral. "El barcelonismo está preparado para un modelo de Barça que no pacte con los violentos, y se ha demostrado que la actual Junta ha faltado a la verdad y ha pactado con ellos, vendiendo entradas a 10 euros a personas con un comportamiento criminal. El barcelonismo está preparado para un modelo basado en Cruyff, la Masia, Catalunya, Unicef y la lucha contra violentos", se sinceró.

"Rosell y su Junta han vivido del legado que les dejamos, han podido invertir lo que han querido y lo mejor que han hecho es mantener lo que les dejamos en herencia. Por lo que sé no participan de esta filosofía de juego, valoro que no lo hayan tocado", apuntó, pero dejó claro que han hecho cosas mal, como el tema Abidal (a quien hubiera renovado), Valdés o marcha de Pep Guardiola, en una actitud "inmadura" por parte de Rosell, como achacó en tres ocasiones.

Con Guardiola tiene "muy buena relación" y le estará "eternamente agradecido" por posicionarse a su favor respecto a la demanda en su contra, por lo que le sabe "muy mal" que la actual Junta intente "minorizar" su éxito. "No se hizo suficiente para que Guardiola se quedara, a mí entender tenía más recorrido más allá de que estuviera agotado, a mi entender por hacer labores que no le tocaban. Que el club no reaccione cuando se intenta minorizar los méritos de Guardiola como entrenador, me parece mal y una prueba más de que querían que no continuara", apostilló.

En cuanto a Vilanova, lamentó que dijera que entrenará al equipo que le den, en un 'recado' al técnico y a Rosell. "No me vale que el entrenador sea mero espectador de las cuestiones deportivas cuando afectan al vestuario. Aprecio mucho a Vilanova, pero me sorprende cuando dice que 'La junta me pone los jugadores que tengo que entrenar'. El entrenador tiene que tener criterio, no es un simple espectador, y más en cuestiones de esta índole", argumentó serio.

Por último, en lo deportivo y en una rueda de prensa de más de una hora, celebró la llegada de Neymar pero con matices. "Lo que más me ha gustado es la humildad con la que ha venido el jugador, para apoyar al colectivo y ayudar al mejor del mundo, Messi, a que lo siga viendo. Pero creo al cien por cien en lo que dijo Cruyff", comentó en referencia a las palabras del holandés, quien cree que el brasileño puede chocar con Messi por ser dos personalidades fuertes y dos líderes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba