Sentencian a Alavés (0-3) y Llagostera (0-2)

Barça y Valencia reducen la Copa a un trámite y dejan en evidencia el doble partido

Con goles de Villa, Iniesta y Cesc, el Barça sentenció su pase a octavos en Mendizorroza, mientras que el Valencia hizo lo propio, aunque por 0-2, frente al Llagostera.

Barcelona y Valencia encarrilaron su presencia en los octavos de final de la Copa del Rey tras imponerse al Alavés (0-3) y al Llagostera (0-2), respectivamente, en dos partidos en los que no hubo pie a la sorpresa para los conjuntos de Segunda B. El sistema a doble partido queda en evidencia, pues los partidos de vuelta no tienen ningún sentido. Lo peor de la noche ocurrió en Vitoria y fue el lanzamiento desde la grada de un objetivo que golpeó en la cabeza de Pinto, guardameta del Barça. "Me impactó algo, me hizo un bollo y sangré un poco", dijo al final del partido.

El equipo de Tito Vilanova no tuvo problemas para asaltar Mendizorroza. Un gol de Villa, que marcó de un fuerte disparo, dejó la eliminatoria medio sentenciada al borde del descanso. Un tanto que espoleó al Alavés, que apretó más a los culés al comienzo de la segunda mitad. Los vitorianos, líderes del Grupo II de la Segunda B, buscaron la igualada en dos acciones. La primera de Guzmán, que fue derribado por Montoya cuando encaraba el área, y la segunda de Beobide, que regateó hasta su sombra para quedarse delante de Pinto. Cuando fue a lanzar, el canterano Bartra se cruzó por medio e impidió la sorpresa.

Así, llegó el turno de Andrés Iniesta, que marcó el segundo para despejar todo tipo de dudas en el minuto 50. El de Fuentealbilla la golpeó con sutileza, al palo largo de la portería defendida por Urtzi. Un gol de bandera que echó por tierra el trabajo de los vitorianos.

Cuando el partido llegaba a su fin llegó el turno de Cesc Fábregas, que hizo olvidar a Messi. El de Arenys de Mar cabeceó un centro de Mascherano al segundo palo y apagó definitivamente la ilusión del Alavés en una competición que castiga duramente al débil.

Por su parte, el Valencia sumó una victoria en su visita al Llagostera (0-2) que le permite afrontar con cierta tranquilidad el choque de vuelta en Mestalla. El conjunto gerundés trató de dar la primera campanada en la competición saliendo al campo con mucha ambición, pero el equipo 'che' aprovechó dos jugadas a balón parado para hacer los dos tantos del partido, obra de Jonas y Valdez.

Los de Pellegrino, que para este encuentro optó el sistema de rotaciones y dejó fuera a indiscutibles como Roberto Soldado, necesitaban disipar las dudas que volvieron a surgir tras la última derrota frente al Betis. Por su parte, el Llagostera, duodécimo en el Grupo III de la Segunda División 'B', buscó el triunfo ante una afición volcada con el equipo.

En una noche pasada por agua, los locales fueron ligeramente superiores en la primera mitad y dispusieron de las ocasiones más claras para estrenar el marcador. Sin embargo, Jonas enganchó una volea de Guardado para firmar el tanto valencianista sobre la bocina.

En el segundo acto, el Valencia gozó de mayor posesión y Valdez anotó el gol de la sentencia en una nueva jugada a balón parado. A falta de ocho minutos para la conclusión, el Llagostera pudo recortar distancias pero Sellarés estrelló el balón en la madera al lanzar la pena máxima.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba