El canario fue detenido este martes después del entrenamiento con su equipo

En libertad con cargos el bético Rubén Castro, que niega haber agredido a su ex pareja

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Sevilla ha dejado en libertad con cargos por un presunto delito de maltrato al jugador del Betis, detenido este martes.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Sevilla ha dejado en libertad con cargos por un presunto delito de maltrato al jugador del Real Betis Balompié Rubén Castro después de ser detenido este martes por la Policía Nacional por agredir supuestamente a su expareja sentimental en plena Avenida de la Palmera de la capital hispalense.

Fuentes judiciales han informado que, tras tomarle declaración a lo largo de la tarde de este martes, la juez ha acordado dejar en libertad con cargos al delantero canario, aunque le ha impuesto una orden de alejamiento de 300 metros respecto a la denunciante y la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio.

De su lado, el abogado y administrador judicial del paquete mayoritario de acciones del Betis, José Antonio Bosch, que ha acompañado al jugador al juzgado, ha señalado en declaraciones a los periodistas que Rubén Castro está imputado de sendos presuntos delitos de lesiones y agresión sexual.

El imputado ha negado ambas acusaciones durante su declaración ante la juez, según ha explicado a los medios de comunicación el propio Bosch, quien ha mostrado su "certeza y confianza absoluta" en que el delantero canario "es inocente", añadiendo que una vez ha quedado en libertad podrá jugar la última jornada de la Liga con el Betis.

A partir de este momento, la juez instruirá el caso y practicará las diligencias que estime oportunas, tras lo que decidirá si archiva el caso o, por el contrario, sigue adelante con el procedimiento.

El jugador pasó a las 17.00 horas a disposición judicial tras ser detenido por la Policía Nacional por agredir supuestamente a su expareja sentimental en plena Avenida de la Palmera.

Fue la supuesta víctima la que denunció ante la Jefatura de la Policía en Blas Infante que, sobre las 3,00 horas de este lunes, una vez finalizado el partido entre el Betis y el Zaragoza, ambos se encontraban en la avenida de la Palmera tras salir de un conocido bar de copas y comenzaron una discusión en el marco de la cual el futbolista le habría propinado "varios puñetazos y bofetones".

En la denuncia, en la que aportaba un parte de lesiones, la mujer aseguró que Rubén Castro es su pareja, aunque el futbolista lo ha negado y ha señalado que se trata de su exnovia.

Pues bien, tras recibir la denuncia, agentes de la Policía se trasladaron en la mañana de este martes a la ciudad deportiva del Betis y, a la conclusión del entrenamiento, procedieron a la detención del delantero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba