El Rayo gana 1-2 y se coloca sexto

Los vallecanos gritan "¡Presa, vete ya!" y San Mamés pita al entender "¡Bielsa, vete ya!"

El técnico argentino, que volvió a señalar a Amorebieta al sustituirle justo tras el 0-1, parece el único intocable del Athletic. El Rayo firma su mejor primera vuelta de la historia.

Cuarta victoria consecutiva del Rayo, que se coloca sexto tras realizar la mejor primera vuelta de su historia, y tercera derrota consecutiva del Athletic, eliminado de la Copa, de la Liga Europa y en la zona baja de la clasificación liguera. El 1-2 de San Mamés no estuvo exento de polémica, pues el 0-2 llegó en una falta de Gurpegui al Chori Domínguez fuera del área que el árbitro, a instancias de su auxiliar, vio dentro y decretó penalti.

Tras llegar al descanso sin goles, el guineano Lass adelantó al conjunto madrileño en el minuto 48 fusilando a Iraizoz tras un colada por la banda derecha donde De Marcos volvió a demostrar que no es lateral y menos izquierdo. Sin embargo, la reacción de Bielsa fue inmediata: sustituyó a Amorebieta, a quien tiene señalado y volvió a señalar. Si el central jugó fue porque el juvenil Laporte estaba sancionado. Entró Gurpegui, protagonista en la jugada en la que llegó el penalti transformado por Piti en el 0-2. Antes se había incorporado al partido Fernando Llorente, nuevamente silbado por la grada. El riojano, que estrelló un balón en el larguero, está muy lejos de su mejor forma. También Iker Muniain, a quien sustituyó.

Y hablando de la grada, la anécdota de la noche, que refleja la realidad del Athletic, ocurrió cuando los 600 aficionados del Rayo que viajaron con su equipo a Bilbao empezaron a gritar "Presa, vete ya", en referencia a su presidente. Sin embargo, a una parte del público de San Mamés les pareció entender que gritaban "Bielsa, vete ya" y les respondieron con silbidos. Lo dicho, muy significativo.

San José acortó distancias en el 77 con una preciosa semivolea y el Athletic buscó el empate hasta el último de los cinco minutos que se prolongó el partido. Sobre todo a raíz de que el Rayo se quedara con diez en el 89 tras la expulsión por doble amarilla a Gálvez. El marcador no se movió y mientras los rayistas se acercaron a saludar a sus aficionados, los jugadores del Athletic abandonaron el campo cabizbajos. En el club hay preocupación, y no es para menos.

"No responsabilizaría al árbitro de la derrota porque hicimos más de lo suficiente para ganar", señaló Bielsa después del partido, quien al ser cuestionado por la sustitución de Amorebieta dijo quele vio "volver con dificultad" después de una jugada a balón parado, aunque posteriormente comprobó que "salió del campo trotando normal". "No le puedo decir que sea físico. Creí que era físico, pero luego le vi trotar normalmente", explicó.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba