En un principio se habló de dos vigilantes de seguridad muertos

Graves incidentes en River y Boca, con un saldo de 25 heridos, uno muy grave

La confusión tras los incidentes con la barra brava de Boca llevó a informar de la muerte de dos miembros de seguridad, aunque afortunadamente no fue así.

Graves incidentes en River y Boca, con un saldo de 25 heridos, uno muy grave
Graves incidentes en River y Boca, con un saldo de 25 heridos, uno muy grave

El clásico argentino entre River y Boca, que concluyó con 2-2, registró graves incidentes en las gradas del estadio Monumental. En un principio, se aseguró que dos vigilantes de seguridad de la empresa Security Tech habían resultado muertos al ser arrojados por las escaleras por los hinchas más violentos de Boca después de que River consiguiese el 2-1.

Sin embargo, el responsable del Servicio de Asistencia Médica de la capital federal, el doctor Crescenti, desmintió los fallecimientos, si bien confirmó que había un número considerable de heridos en el Hospital Pirovano. En una primera estimación se habla de 25 personas heridas de distinta consideración. Fabio Vázquez, gerente de Security Tech, ratificó que ninguno de sus agentes había fallecido en los incidentes.

Los encontronazos entre hinchas y agentes de seguridad se produjeron en el sector en el que estaban situados los hinchas boquenses, poco antes de que terminara el encuentro, según informaron fuentes de River Plate. "Sabemos que los agentes fueron agredidos con objetos contundentes y que algunos de ellos fueron llevados al hospital con heridas", añadió la fuente, que desmintió la presunta muerte de dos personas, como aseguraron algunos medios de comunicación locales.

La empresa de seguridad privada Tech Security, contratada por el River Plate, confirmó que seis agentes de su plantilla resultaron heridos, pero indicó que "todos están fuera de peligro". Alberto Crescenti, jefe del servicio sanitario estatal SAME, dijo que un joven fue ingresado al hospital Pirovano con una crisis cardíaca, situación que fue superada en ese instituto.

La operación de seguridad para el clásico contó con 950 policías, y en los controles de aficionados fue detectado el jefe de la barra brava del Boca Juniors, Mauro Martín, quien tenía prohibida la entrada al estadio y se lo impidieron. La policía no informó sobre detenciones, que fueron varias según pudo comprobarse en los alrededores del estadio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba