España se libra de la red de corrupción destapada por la Europol en 15 países

El Fiscal General quiere pruebas de amaños, no los chismes de Tebas

Aunque la red de corrupción internacional destapada por la Europol no afecta a la Liga ni a clubes, jugadores y árbitros españoles, el vicepresidente de la LFP aseguró que "en España se han comprado partidos". El CSD pidió al Fiscal General del Estado que investigue los posibles casos, pero Torres Dulce quiere pruebas.

"Ninguno de los casos investigados afectan a la Liga, ni tampoco han estado implicados clubes, jugadores y árbitros españoles". Estas declaraciones del inspector de la Policía alemana, Friedhelm Althans, hicieron respirar de alivio al fútbol español una vez que la Europol informara que ha destapado una red de corrupción internacional en el fútbol profesional entre 2009 y 2011 en la que están implicados más de 15 países en todo el mundo. No es habitual en los últimos tiempos que al hablar de corrupción España se quede al margen.

Sin embargo, los amaños de partidos es algo que preocupa, y mucho, a las instituciones deportivas, desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) a la Federación Española de Fútbol (RFEF), sin olvidar a la Liga de Fútbol Profesional (LFP). Sobre todo después de que el vicepresidente de la Liga, Javier Tebas, asegurara hace unos días que "en España se han comprado partidos. Hay una verdad real y una verdad jurídica. En la verdad real uno es consciente de que existe amaño, pero en la jurídica hay que demostrarlo. Estamos intentando desenmascarar a los tramposos porque los hay, y con que haya uno, para mí ya es un escándalo".

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, se reunió el año pasado con el Fiscal General del Estado para avisarle sobre los posibles amaños en los partidos de la Liga, tanto en Primera cmo en Segunda. Torres Dulce dejó claro que está dispuesto a investigar y llegar hasta el fondo de cualquier caso, aunque siempre que vengan con pruebas. A la citada reunión acudieron, además de Cardenal, el presidente de la LFP, José Luis Astiazaran, y el antaeriormente mencionado Javier Tebas.

La Fiscalía pidió un informe detallado sobre esas 'malas prácticas', informe que fue entregado para el estudio de Torres Dulce, aunque hasta hoy no ha habido ninguna novedad al respecto. Miguel Cardenal, hijo del que fuera Fiscal General del Estado durante el gobierno de José María Aznar (1997-2004), Jesús Cardenal, se ha tomado muy en serio evitar que en el fútbol español se amañen partidos. Lo que hace falta es que tanto la LFP como la Federación también lo hagan. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba