Deportes

El independentismo catalán ya tardaba en llegar a la Fórmula 1: "La marca Barcelona vende más que la marca España"

El director del Circuito de Barcelona, Salvador Servià, ha señalado este martes que le gustaría que el GP de España se denominase GP de Barcelona porque el éxito comercial del trazado donde se disputan la Fórmula 1 y el Mundial de motociclismo tiene mucho que ver con su asociación con la capital catalana.

"Evidentemente, la marca Barcelona vende más que la marca España. Cuando decimos que nos gustaría llamarnos GP de Barcelona es por nuestro éxito comercial hoy en día, y si tenemos gente el domingo es porque vendemos en todo el mundo y la marca Barcelona nos lo facilita mucho", ha señalado el responsable del circuito y exsenador por Convergència i Unio en una entrevista en la emisora Catalunya Ràdio.

Para esta edición del GP de España de Formula 1, la denominación del trazado de Montmeló será la de Circuito de Barcelona-Catalunya, lo que no ha incrementado la venta de entradas, según Servià, aunque ha precisado que aspectos icónicos de la ciudad ya están asociados desde hace años a la publicidad del GP, por lo que entiende que ello sí que ha mejorado las ventas.

Para este año, un 60 % de los asistentes al GP de España, que se celebrará este domingo en Montmeló (14:00 horas), será público extranjero, mientras que el resto será nacional.

"Tenemos alrededor del circuito unos cinco millones de habitantes, pero nos cuesta atraer a la gente", ha explicado Servià al asociar el momento actual a la crisis que sigue afectando a la sociedad española, así como a una amplia oferta televisiva en abierto para las carreras, con la emisión por parte de TV3 y de Antena3 TV.

"Lo importante es que sigan viniendo 100.000 personas como el año pasado y que generen un impacto económico, que en el 2013 fue de 135 millones de euros", ha informado el responsable del circuito.

Para negociar la ampliación del GP en Montmeló, ha explicado, necesitan "seguir trayendo a esa cantidad de gente", ya que el GP de España está fijado en Barcelona hasta el 2016.

Para la prueba española del mundial de F1 de este fin de semana, la organización llevará a cabo una experiencia novedosa una vez finalizada la carrera, ya que permitirá que los aficionados puedan ocupar el asfalto.

Este 'Open Track' se sumará a la proyección por la mañana del día de la carrera de la película "Rush", para amenizar la estancia de los más madrugadores. La película, que estuvo en cartelera el año pasado, trata de la rivalidad entre el británico James Hunt y el austríaco Niki Lauda, quien en 1976 sufrió un grave accidente con severas quemaduras.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba