Deportes

La Fórmula 1 es la selva, y las escuderías no tienen piedad ni siquiera con un rival pequeño como Marussia

Las escuderías han rechazado la presencia del equipo Marussia en la parrilla.
Las escuderías han rechazado la presencia del equipo Marussia en la parrilla.

Las esperanzas de Marussia de resucitar y competir el próximo mes en Australia en la carrera inaugural de la temporada 2015 de Fórmula 1 sufrieron un duro revés, después de que algunos equipos rechazaran una propuesta para que la escudería compita con los monoplazas que usó el año pasado.

"Es necesario que todos los equipos estén de acuerdo y había tres o cuatro de ellos que no lo estaban", dijo dueño de los derechos de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, en una reunión del grupo de estrategia de la F1. "Tal vez los otros equipos hubieran querido utilizar el coche del año pasado. El problema era que no se pueden hacer estas cosas para un equipo, tienes que hacerlo para todo el mundo", dijo el viernes Ecclestone al periódico The Independent.

El grupo de estrategia, que comprende actualmente al campeón Mercedes, Red Bull, Williams, Ferrari, McLaren y Force India, más la FIA y los titulares de los derechos comerciales, se reunieron el jueves en París.

Marussia se declaró en bancarrota y cesó sus actividades en octubre del año pasado, por lo que se perdió las tres últimas carreras del 2014. La escudería terminó novena en la tabla general por delante de Sauber y Caterham. Ese lugar le permitió obtener 30 millones de libras esterlinas (45,97 millones de dólares) en premios.

Marussia canceló su cuota de inscripción para el 2015, bajo el nombre de Manor Grand Prix, y planea salir de la quiebra el 19 de febrero mediante un acuerdo con los acreedores. Medios de comunicación han dicho que Justin King, ex presidente ejecutivo de Sainsbury, es parte de un consorcio que busca reactivar a la escudería.

El propietario del ya desaparecido equipo Minardi, Giancarlo Minardi, ha calificado ese comportamiento de las escuderías como “absurdo y antideportivo".

“Los equipos pequeños esperan ascender a costa de Marussia, pero quizás no han contando hasta 10. Si quitas de en medio a las dos 'cenicientas', Marussia y Caterham, significa acortar la parrilla. Consecuentemente, la última línea estaría ocupada por equipos que tienen bastante más presupuesto y ambiciones (como Force India, Sauber y Lotus), con consecuencias comerciales e identificados en términos de imagen", comentó en su página web www.minardi.it.

"Esta situación me recuerda a las temporadas 1996 y 1997, cuando defendí con fuerza la importancia de los equipos pequeños. Expuse que sin equipos que participen con gran pasión pero con medios limitados -esperando, quién sabe, encontrar fondos para el futuro- en la última línea habría inevitablemente grandes constructores. Situación que ha ocurrido repetidamente en la década del 2000", añadió Minardi.

Así, explicó la impaciencia que tienen las grandes marcas al verse en la parte de atrás en las carreras por motivos comerciales y de imagen. "Los fabricantes no están dispuestos a esperar años para crecer y alcanzar resultados positivos; tienen objetivos comerciales y de imagen a corto plazo y una tangible consecuencia en las decisiones en esos años. Cada año hemos ido perdiendo a casi todos", comentó.

Por ello, mostró su deseo porque el equipo Marussia siga en la Fórmula 1 para la próxima temporada. "Espero que no sea la decisión final y que haya margen para razonar; ahora como entonces, este deporte necesita también que todo ese trabajo tome parte con la esperanza de encontrar los medios para un deporte más glorioso en el futuro", concluyó el manager.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba