Deportes

El show de Alonso, un aparcacoches jubilado que disfruta tostándose al sol en Brasil y bromeando en el podio

Alonso toma el sol en Interlagos tras abandonar en la Q1.
Alonso toma el sol en Interlagos tras abandonar en la Q1. Europa Press

Cosas, dicen, de la madurez. Fernando Alonso, uno de los veteranos de la actual parrilla de Fórmula 1, no sólo huye de los berrinches sino que ha convertido sus desgracias a bordo del penoso McLaren en un espectáculo permanente de humor. Otra cosa es encontrarle la gracia.

Este sábado, en la calificación, el piloto español arrancó su coche, puso la radio y, sin haber completado siquiera una vuelta al circuito de Interlagos, tarareó su canción favorita: "No Power" ("Sin potencia").

A continuación buscó un hueco (escapatoria) y aparcó el coche con suma maestría, dejándolo elegantemente fuera de cualquier trayectoria peligrosa para el resto de compañeros que, gracias a sus buenas mecánicas, no sufren como él una jubilación forzosa y, se supone, temporal.

El asturiano se bajó del vehículo, y un comisario le cedió con suma amabilidad su silla en primera y privilegiada fila. Lejos de cabrearse por verse de nuevo último en la parrilla de salida, esta vez del GP de Brasil, Alonso bromeó con el voluntario, se sentó y, conocedor de que las numerosas cámaras de televisión todo lo captan, se giró y tuvo tiempo de hacer un guiño sonriente y cómplice al mundo.

Luego, en la imagen que quedará para siempre como resumen de su nefasta temporada 2015, en lugar de ver pasar el resto de bólidos, se repantingó en la modesta silla tipo playa, echó la cabeza hacia atrás y disfrutó durante unos minutos impagables del vivificante sol brasileño.

La imagen del año de Fernando Alonso. Año 2015, para olvidar #F1pic.twitter.com/EdokXnSlm6 — Pereira (@Pereira_FC) noviembre 14, 2015

No acabó ahí el show. Al contrario. Una vez que un coche le fue a buscar y le trasladó al pitlane, Alonso se encontró con su compañero Jenson Button, eliminado a la primera (Q1) y, mientras disfrutaban de una soleada caminata hacia su garaje pasaron por el podio.

No lo pudieron resistir. Lo vieron vacío y pensaron: "Esta es la nuestra". Ni cortos ni perezosos se encaramaron a un cajón que no han visto este año ni en pintura y dejaron que les hicieran otra de las fotos del año. Por significativa y simpática.

Luego, atendió a la prensa y, al contrario que en otras ocasiones, su tono y su gesto fueron de total relajación.

"Saldremos desde atrás. No es que fuésemos demasiado rápido pero creo que pasar de la Q1 sí que había posibilidades. El coche se había comportado bien pero finalmente no pudimos acabar la crono", explicó el ovetense.

"La fiabilidad sigue siendo un problema", señaló Alonso tras abandonar la tanda de clasificación. "Saldremos mañana desde atrás y a ver si podemos acabar la carrera", manifestó con resignación.

Respecto a lo sucedido con su compañero Jenson Button, que tampoco pasó de la Q1, recordó que no es la primera vez que sucede esto a ambos pilotos. "En Abu Dhabi también pasó, llevamos todo el año así, sabemos que hay que tener paciencia y perseverancia y saber que las cosas no van a caer del cielo si queremos mejorar el año que viene. Estamos trabajando 24 horas al día", insistió.

Además, el piloto de McLaren expresó cómo se sentía tras una temporada llena de incidentes. "Sabemos que es frustrante y decepcionante, para nosotros los primeros y para nuestros aficionados, pero que tengan paciencia", subrayó.

El asturiano bromeó con el asunto de su exposición a los rayos del sol mientras esperaba que fuesen a buscarlo: "Es que cómo no pude tomar el sol nada durante la semana pasada y llevo crema en el coche...", dijo sonriendo.

Por otro lado, Alonso mandó un mensaje a su equipo para que mejore el McLaren la próxima temporada. "Queda todavía esta carrera y la que viene de sufrimiento, y trataremos de tomárnoslo de la mejor manera posible y aprender cosas este año. Todos los abandonos y problemas que estamos teniendo, hay que tomar nota de ello y que no pase nunca más", destacó.

Finalmente habló sobre la posibilidad de remontar si llueve, y siguió en la misma línea de profesionalidad, pero de nula esperanza a la vez: "Si llueve es más fácil remontar y normalmente podemos añadirle un poco de competitividad a nuestros tiempos. Deseamos que llueva pero incluso lloviendo creo que sería difícil para nosotros".

"Primero vamos a analizar qué ha pasado con el coche y ver qué motor hay disponible y si lo hay. Normalmente hace falta una vueltas para que esté a punto y no las vamos a tener, así que carrera difícil pero un reto para todo el equipo", dijo.

Fernando Alonso se despidió de la penúltima clasificación abandonando una vez más, pero esta vez se lo tomó con filosofía. Y aprovechó la tarde para, según dijo entre risas a los periodistas, hacerse una "foto de recuerdo" del podio este año. Y lo comentó en su cuenta de Instagram:

Saludos desde un sitio que espero resulte familiar..! Big "hi" from a familiar place...! Still look nice..!

Una foto publicada por Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba