Deportes

¿El nuevo Ferrari de Alonso tiene problemas o Montezemolo llora para despistar a los rivales?

Una de dos, o Luca Cordero di Montezemolo, presidente de Ferrari, quiere despistar a los rivales, o la Scuderia no las tiene todas consigo cuando este domingo arranca el Mundial de Fórmula 1.

Sólo así se explica la carta escrita por el mandamás italiano que, dirigida a los millones de tifosi (seguidores) que en todo el mundo tiene Ferrari, siembra no pocas dudas.

Se supone que la intención de Montezemolo es pedir apoyo para Fernando Alonso y Kimi Raikkonen, pero en varios párrafos de la misiva se apuntan sombras sobre la fiabilidad del nuevo coche, la vistosidad de las carreras, la permisividad de la FIA y otros asuntos que no son precisamente esperanzadores para el campeonato que comienza este fin de semana en Australia.

Esta es, íntegra, la sorprendente confesión –o farol- de Luca di Montezemolo:

"Queridos tifosi:

Parece increíble, pero está a punto de comenzar otra temporada y yo, como vosotros, estoy ansioso y en un estado de fuerte trepidación, como me ocurre cada año, aunque haya superado muchos mundiales como presidente y, anteriormente, como director deportivo. Hay más incertidumbres e imprecisiones sobre esta temporada que en el pasado; los cambios reglamentarios son profundos y cuantiosos. No solo se trata de un nuevo motor turbo de seis cilindros, sino también de sistemas con motores eléctricos integrados, unidades de control con software innovador y complejo, un nuevo paquete aerodinámico, etc. En resumen, un coche complicado que también requerirá una forma de conducción distinta.

Así que el primer objetivo es la fiabilidad, como ya vimos claramente en los entrenamientos. Todo el mundo tiene problemas; hemos identificado los nuestros y estamos en proceso de resolverlos. También estamos poniendo en práctica un intenso plan de desarrollo, que puede contar con el hecho de que los datos del túnel de viento se han confirmado con las comparaciones en pista, algo que no ha sucedido en los últimos años.

También será un campeonato complicado de seguir para los espectadores. Los pilotos tendrán que tener cuidado de no degradar los neumáticos y ahorrar combustible. Ya he dicho que espero que no se conviertan en taxistas, y lo digo con total respeto hacia los taxistas de verdad, pero obviamente ellos hacen un trabajo diferente. A mí, como a todos vosotros, me gusta una F1 extrema, en la que la tecnología y los pilotos siempre están en el límite. 

Un cambio tan grande en el reglamento comporta algunas áreas más turbias, por ejemplo el combustible, el software, el consumo... En este sentido, espero totalmente que la FIA esté al tanto de todo, como estoy seguro de que así será, para evitar cualquier truco, que también ha sucedido en el pasado reciente, pero que no debe suceder nunca más por el bien de este deporte. Así que, ¿qué debemos esperar a partir de mañana? Les he pedido a Domenicali y su equipo el mejor compromiso, y sé que están haciendo todo lo que pueden. Tenemos un equipo fuerte, la mejor alineación de pilotos, que tienen experiencia y mucho talento, y todos saben lo que han de hacer.

Podemos contar con un factor importante que solo tenemos nosotros: el enorme afecto de todos vosotros, nuestros tifosi, en todo el mundo. Os solicito vuestro habitual gran apoyo: no nos emocionemos en exceso en los buenos momentos y no decaigamos en los más duros. El Mundial es largo y el objetivo está claro.

¡Forza Ferrari!"


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba