Deportes

Raikkonen y Mattiacci desprecian a Alonso en el emotivo homenaje de Ferrari al español

Finalizada la última carrera del Mundial 2014, los numerosos miembros del equipo Ferrari se hicieron la tradicional foto de familia de final de temporada. Esta vez con sorpresa y dedicatoria muy especiales.

La Scuderia viajó al emirato con unas camisetas diseñadas para la ocasión. Con los colores rojo de Ferrari, la bandera española y una frase de agradecimiento en italiano -"Tanta roba!"- y en castellano -"Muchas gracias!"- dedicada a Fernando Alonso, el piloto que se va de Maranello después de cinco intensos años de convivencia con muchos de esos compañeros.

Fue una foto de familia emotiva, que el asturiano guardará en la retina toda su vida, y que ni siquiera podrán estropear dos de los causantes indirectos de la marcha de Alonso: Kimi Raikkonen y Marco Mattiacci.

El piloto finlandés y el director deportivo fueron los dos únicos miembros de equipo que aparecen en la imagen sin la camiseta conmemorativa. Es fácil distinguirlos fijándose un poco, pues la prenda hecha especialmente para Alonso tiene las dos mangas de color blanco, mientras que en el polo que visten Mattiacci y Kimi -el oficial del equipo- ambas mangas son rojas.

En tan feo detalle se concentran dos de las razones que han impedido al ovetense sumar título mundial alguno a bordo de la escudería más legendaria. Por un lado, la escasa ayuda de sus compañeros de equipo a la hora de desarrollar el coche. Felipe Massa todavía se esforzaba en el trabajo sucio del día a día, pero Raikkonen es un talentoso vago al que únicamente le gusta disputar carreras. Y ambos sucumbieron y acabaron por bajar defintivamente los brazos abrumados por la superioridad del español.

Más grave es lo de Mattiacci. Porque representa una falta de liderazgo deportivo en la cabeza de Ferrari que amenaza con hundir el escaso prestigio que, gracias a su historia en la F1, aún conserva. Stefano Domenicali, director hasta hace unos meses, mantenía la formas, su educación era exquisita con todo el mundo y ya que no podía darle a Alonso un coche competitivo, al menos le trataba con el cariño y la admiración que mereen su trabajo.

El vendedor de coches Mattiacci, en cambio, es un orgulloso comerciante que piensa que es lo mismo colocarle un súperdeportivo de calle a un ricachón presumido que batirse el cobre sobre el asfalto con genios de la aerodinámica como los ingenieros de Red Bull o magos de la mecánica como los que trabajan en Mercedes. Y así le ha ido a Ferrari, claro.

Por todo eso, Fernando Alonso se va, regresa a McLaren y, a falta de confirmación oficial, Movistar TV ya ha puesto fecha de presentación del ovetense como nuevo piloto de la escudería inglesa: el 28 de enero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba