Ferrari debe mejorar los sábados

¿Hay alguna opción real de evitar que el próximo tricampeón del mundo sea Vettel?

Desbancado del liderato del Mundial por Vettel y a seis puntos del alemán, Alonso afronta las últimas cuatro carreras del campeonato con mucha más desventaja que la reflejada en la clasificación. La superioridad exhibida por el coche de Red Bull sólo puede ser contrarrestada si Ferrari reacciona a tiempo. Si no, el piloto germano será tricampeón antes que el español.

¿Hay alguna opción real de evitar que el próximo tricampeón del mundo sea Vettel?
¿Hay alguna opción real de evitar que el próximo tricampeón del mundo sea Vettel?

"La brecha es real, pero en la clasificación tenemos que encontrar un poco más. Esa es la meta que tiene que quedar clara a nuestros ingenieros". Stefano Domenicalli, jefe de Ferrari, lo tiene claro. O los técnicos de la escudería italiana ponen en manos de Fernando Alonso un bólido más competitivo durante la clasificación de los sábados, o será prácticamente imposible desbancar a Sebastian Vettel del primer puesto del Mundial al que se aupó este domingo tras arrasar en el GP de Corea. El alemán le saca seis puntos al español, segundo, y transmite la sensación de que ha cogido carrerilla y no hay nadie capaz de pararle. Es una visión muy cercana a la realidad, pero con los matices propios de un deporte tan imprevisible como la Fórmula 1.

Si, como parece, Ferrari ya no da mucho más de sí en lo que queda de curso, Vettel no debería tener mayores problemas para firmar las poles en India, Abu Dhabi y Brasil, tres de las cuatro carreras que quedan. O, como mucho, ocupará la primera línea de salida junto a su compañero Webber que, como se vio en Yeongam, viene a ser lo mismo. En los dos últimos años, cuando el alemán ganó sus dos títulos, los Red Bull dominaron en todos esos trazados. Caso distinto es el circuito de las Americas, a estrenar en Austin (Estados Unidos) y, por tanto, sin estadísticas a las que aferrarse. Ni para bien ni para mal. No obstante, un coche cada día más entonado como el Red Bull es favorito en los sábados que quedan. Otro cantar será los domingos.

La baza principal de Alonso es el demostrado buen ritmo de Ferrari en carrera. La constancia y fiabilidad de los coches rojos son las que han posibilitado que el asturiano sea el único que puede plantarle cara a Vettel. A ese sólido y continuado comportamiento contribuye también el buen trato que el chasis italiano le dispensa a los neumáticos, un elemento sensible y muy importante. Pirelli ha dado una vuelta de tuerca más a la emoción de los GP con unos compuestos fabricados para durar menos de lo habitual, y los pilotos tienen que manejar con pericia esa variable sin dejar de pisar el acelerador al máximo.

Quizás por ello Domenicali asegura que en la escudería no reina ningún "pánico" y que el panorama "no es tan malo como muchos creen". Según publica Autosport, Domenicali ha desdramatizado la pérdida del liderato en el Mundial de pilotos: "No hay que olvidar que Alonso no ha acabado en dos de las últimas cinco carreras, ni tampoco subestimar este dato. Todo gira y cambia rápidamente".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba