Pirelli explica los motivos de los reventones de Silverstone y anuncia cambios

¿Y si Fernando Alonso llega a morir en Silverstone por no haber detenido la carrera?

"Fernando Alonso es un chico afortunado por haber podido regresar a su casa". La frase de Christian Horner, director de Red Bull, suena dramática, pero es una opinión generalizada y creciente en la parrilla de la Fórmula 1. Casi todos señalan al director de carrera, Charlie Whiting, por no haber detenido el GP de Gran Bretaña cuando hasta cuatro neumáticos de otros tantos bólidos explotaron en plena competición.

"Tenemos que pensar en la seguridad del conductor. No nos equivoquemos al respecto", manifestó Horner en BBC Radio. El director de Red Bull insiste en diferenciar el asunto deportivo de todo lo concerniente a la seguridad: "Olvidemos rendimiento; olvidaemos quién tiene ventaja en carrera y quién no. El deporte tiene que ser seguro. Lo más importante es la seguridad del piloto, me sorprende que no se detuviese la carrera...".

Horner y el resto del paddock de la Fórmula 1 aún están impresionados por la espeluznante escena de la cámara a bordo del Ferrari de Fernando Alonso en la que se ven venir trozos de goma y metal provenientes del neumático trasero izquierdo del McLaren de Sergio Pérez. A casi 300 km/h (288 exactamente, según desveló el propio piloto español), un impacto hubiera tenido consecuencias impredecibles, pero graves en cualquier caso.

Alonso se disponía a adelantar a Pérez y logró esquivar los restos de la destrozada rueda del mexicano, pero los ecos de una maniobra tan excelsa como afortunada no se apagan. Al contrario. Nadie entiende por qué si, como reconoce el propio director de carrera, Charlie Whiting, estuvo a punto de mostrar la bandera roja y detener la prueba, no lo hizo.

De momento, Pirelli ofreció este martes su explicación oficial sobre lo sucedido. Tras un exhaustivo análisis de los neumáticos utilizados en Silverstone, el fabricante italiano ha emitido un comunicado en el que dice haber constatado cuatro causas por las que hubo hasta cinco reventones en los neumáticos traseros izquierdos en el GP de Gran Bretaña.

La primera de las causas, según Pirelli, fue "el montaje invertido de los neumáticos traseros, es decir situar el derecho a la izquierda y viceversa" en los coches que tuvieron dichos problemas.

"Los neumáticos de este año tienen una estructura asimétrica y no están diseñados para ser intercambiados, ya que los flancos de los neumáticos se construyen con el fin de soportar tensiones de diferente naturaleza entre el interior y el exterior", comenta la marca.

"Concretamente, la parte exterior está diseñada para soportar las fuertes tensiones que se desarrollan principalmente en curvas en un circuito tan desafiante como Silverstone, con curvas rápidas a izquierda y algunos bordillos especialmente agresivos", señala.

El fabricante cree que "la inversión de los neumáticos es una práctica que se ha pasado por alto por todos, en primer lugar por Pirelli, que no lo ha impedido".

Para Pirelli la segunda causa de los reventones que se vieron en Silverstone fueron "las presiones excesivamente bajas o al menos inferiores a las aconsejadas por el fabricante".

"El inflado insuficiente contribuye a que sean aún más estresantes las condiciones de uso de los neumáticos", explica.

Como tercer motivo, la firma italiana señala a la adopción de incorrecto un ángulo de deriva (caída) de los neumáticos.

Pirelli considera que las bajas presiones y el incorrecto ángulo de deriva pueden ser peligrosos bajo ciertas condiciones. Por ello, Pirelli ha pedido a la FIA que ambos factores sean verificados y controlados por un delegado.

La cuarta causa fueron los particularmente agresivos bordillos de las curvas rápidas de Silverstone, como la número 4, donde se produjo la mayor parte de las roturas del neumático trasero izquierdo.

La marca italiana explica que los problemas de delaminación anteriores a Silverstone era un fenómeno totalmente diferente y se resolvió con pruebas de laboratorio y mediante la introducción de un adhesivo que garantizara una mejor unión entre la banda de rodadura y la carcasa.

"El problema de delaminación, por lo tanto, no está de ninguna manera relacionado con las rotura que se produjeron en el GP de Gran Bretaña", añade.

A la vista de todo ello, Pirelli ha propuesto a la FIA, la FOM, los equipos y los pilotos proveer para el Gran Premio de Alemania de este fin de semana la evolución de los neumáticos de 2013, cuya fiabilidad ya se probó en los entrenamientos libres del de Canadá y que representa la respuesta óptima a las características técnicas del trazado de Nürburgring.

A partir del GP de Hungría, Pirelli introducirá una nueva gama de neumáticos que tendrán una estructura simétrica y con características que garanticen la máxima seguridad también en las condiciones actuales. "Los neumáticos que serán utilizados desde Hungría combinarán las características de 2012 con las prestaciones de 2013", afirma.

Estas especificaciones se probarán por los pilotos titulares durante los test a jóvenes pilotos que se llevarán a cabo en Silverstone del 17 al 19 de julio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba