Deportes

¿Qué tapan en el accidente de Alonso?: "Al llegar el médico le han dado golpes en el casco y ha estado diez minutos sin moverse"

A falta de una explicación oficial y convincente por parte de McLaren, el extraño accidente sufrido por Fernando Alonso ha destapado diversos rumores sobre su posible origen.

El traslado de Alonso en helicóptero del circuito al Hospital.
El traslado de Alonso en helicóptero del circuito al Hospital. EFE

Haría bien McLaren Honda en aclarar cuanto antes lo sucedido este domingo 22 de febrero de 2015 a las 12:35 horas en el circuito de Barcelona- Cataluña. Discurría el último día de la segunda jornada de entrenamientos de pretemporada de la Fórmula 1 cuando, en la curva 3 del trazado, Fernando Alonso perdió el control y estrelló su coche contra el muro.

El McLaren número 14 se fue hacia la derecha y acabo impactando de forma lateral. Hasta aquí, el relato de un accidente más o menos normal  y que parecía leve. Sin embargo, el asunto se complicó. Alonso no salía del coche y rápidamente se presentaron las asistencias médicas del circuito.

Lo que sucedió allí tiene un testigo de excepción, Jordi Vidal, fotógrafo independiente que relató en varias cadenas de radio lo que vio. Lo más sorprendente es que, según Vidal, "al llegar el médico le han dado golpes a Fernando en el casco y no se movía".

Un breve vídeo casero publicado en youtube podría corroborar esta versión. Las imágenes pasan rápido y carecen de la claridad suficiente, pero no parece que Alonso, todavía dentro del coche, se mueva.

“El accidente fue raro –añade el fotógrafo- porque el coche ha ido disminuyendo la velocidad poco a poco sin perder el control".

Muy parecido fue el relato de Sebastian Vettel, que circulaba con su Ferrari justo detrás de Alonso. "La velocidad era baja. Después se fue derecho contra el muro. Parece extraño", declaró el alemán. Los cálculos coinciden en estimar esa velocidad en unos 150 km/h, en efecto baja para un coche de F1.

Estos testimonios son los que avalaron la primera versión que corrió por el paddock y las redes sociales. Esa que dice que Fernando habría sufrido un mareo o alguna indisposición física similar que le hizo perder el control del MP4-30.

Una vez que el asturiano, trasladado en helicóptero desde el circuito al hospital, fue sometido a diferentes pruebas "rutinarias", su representante, Luis García Abad, negó con rotundidad esa posibilidad.

"Desmentimos que se encontrara mal antes del accidente. El coche ha perdido 'grip' (agarre), había un viento tremendo y se ha ido contra la valla", asegura García Abad.

Esa es la segunda versión del accidente. La que culpa al fuerte viento de lo sucedido. De hecho, en la sesión vespertina del mismo domingo, el otro piloto español, Carlos Sainz, se salió con su Toro Rosso en el mismo lugar que Alonso, también tuvo que pasar por el centro médico del circuito y aseguró haber sentido "un fuerte golpe de viento".

Sin embargo, fueron algunos medios ingleses y alemanes los que sembraron cierta alarma sobre lo que podía haber sucedido. Porque además se trata de algo verosímil que cuadra con el desarrollo del accidente.

Esos periodistas aseguran que Alonso habría sufrido una descarga eléctrica producida por alguna de las piezas del nuevo motor Honda que tantos quebraderos de cabeza están provocando en la escudería inglesa.

Ya, en el colmo de la especulación, llegó una versión más rebuscada, casi esperpéntica. La que dice que el bicampeón ovetense habría inhalado gas tóxico procedente de las baterías.

Lo único cierto es que algo extraño le sucedió a Fernando dentro del habitáculo. Porque, pese a no ir a velocidad excesiva, el golpe fue fuerte. Concretamente de 30G, según informó Antena 3. Basta con que un piloto tenga que soportar la mitad de fuerza de gravedad, 15G, que la que recibió Alonso para que salte la alarma que obliga a instalar la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) en los bólidos de F1.

Esa alarma y esos 30G marcados por la misma fueron precisamente razones principales que obligaron al traslado del asturiano primero al centro médico de Motmeló y después al Hospital.

Lo único oficial es que Fernando no ha sufrido ningún daño de consideración, pero pasará 24 o 48 horas en el hospital durante las cuales McLaren debería ofrecer argumentos abundantes y creíbles acerca de lo que ocurrió para evitar que sigan floreciendo los bulos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba