Deportes

A Alonso se le acaba la paciencia y monta la bronca: "¡No me da la gana de ahorrar gasolina!"

Primer incidente por radio entre el piloto español y su ingeniero, que le pedía por radio que ahorrase gasolina.

Fernando Alonso, en el GP de Canadá.
Fernando Alonso, en el GP de Canadá. EFE

Fernando Alonso insistió en pedir paciencia para su escudería, McLaren Honda, a pesar de haber firmado este domingo en el GP de Canadá su tercer abandono consecutivo. El tono del discurso no ha perdido la serenidad, pero en Montreal el español emitió la primera señal de alarma anímica seria. Se aburre en carrera y eso es lo peor que le puede pasar a un piloto de Fórmula 1.

"Lo que se está haciendo tiene su lógica. Las evoluciones que llegan son coherentes y por tanto soy optimista", se arrancó Alonso. "No somos competitivos ni fiables y lo vemos cada fin de semana y a pesar de ello no nos metemos el dedo en el ojo, al contrario, trabajamos para mejorar cuanto antes", añadió resignado.

El asturiano ni puede ni quiere ocultar la decepción que le provoca haber encadenado tres abandonos: España, Mónaco y Canadá. "Nos hubiese gustado acabar la carrera tras las dos retiradas anteriores, pero no pudimos. La calificación fue lo más positivo del fin de semana, con una buena vuelta y posición, mejor de la que nos tocaba".

Lo más preocupante fue la comunicación de radio en la que se escuchó cómo Alonso abroncaba a su ingeniero de pista por no dejarle disfrutar de las pocas batallas que puede librar con su disminuido MP4-30. Le pidió que ahorrase gasolina y respondió: "Llevo toda la carrera pilotando como un amateur,¡no lo haré!"

Luego, ante los periodistas se explicó con más detalle: "Hay que ahorrar mucha gasolina en este circuito y desde la vuelta uno me lo iban diciendo, pero iba metido en varias batallas. Si tenemos 35 kilómetros por hora menos de velocidad que Ferrari, hay que salvar neumáticos e íbamos a una parada... Por eso les dije que me dejaran luchar y que ya ahorraría gasolina cuando estuviera sólo".

Hablando de Ferrari, el ovetense no se olvida de su exequipo. Y siempre que puede justifica su cambio de escudería: "No podemos olvidar que hace un año estaba en este corralito haciendo quinto o sexto, y desesperado por no alcanzar a Mercedes. Por eso tomé una decisión arriesgada y me vine a McLaren. Estamos pagando el precio de ser el primer año. Creo en el proyecto porque ahora veo que todo se hace con coherencia y tiene buena pinta para el futuro, así que paciencia".

Tampoco se olvida el bicampeón mundial de sus fans... ni de sus enemigos: "Desde fuera la sensación es de querer aplastarnos. Tenemos una mala racha y sólo podemos seguir trabajando, llegarán momentos mejores. Ahora toca ponerse a trabajar para mejorar el coche. Mejor que pase este año y no cuando toque pelear por una victoria. Ahora les toca disfrutar a otros y ojalá nos toque a nosotros pronto. Paciencia a los que nos apoyan y que disfruten los que no lo hacen".

Precisamente en ese sentido, los enemigos -o poco amigos- de Alonso volvieron a usar Twitter para ironizar con la mala racha del asturiano y sus pobres resultados desde que fichó por McLaren Honda:


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba