Deportes

La familia de Fernando Alonso temió por su vida cuando estaba ingresado en el hospital

Las versiones sobre el accidente de Fernando Alonso no cesan. Jugones, programa de La Sexta, asegura que el piloto español se despertó creyendo que estaba en 1996 y Manuel Franco, de As, escribe que "se temió por su vida".

Alonso, a la salida del Hospital General de Cataluña.
Alonso, a la salida del Hospital General de Cataluña. EFE

El accidente de Fernando Alonso sigue acaparando buena parte de la actualidad de la Fórmula 1. Da igual que dentro de diez días comience el Mundial 2015. Todo gira en torno al misterioso percance sufrido por el piloto español el 22 de febrero en Montmeló. La deficiente comunicación desde el primer minuto y la escasa información proporcionada desembocan en una casacada diaria de publicaciones de todos los pelajes.

Este miércoles, sin ir más lejos, Jugones, programa deportivo de La Sexta, emitió lo que ellos mismos tildan como "exclusiva". Aseguran que "Alonso despertó del accidente pensando que estaba en 1996". Y como creía vivir hace 19 años, el asturiano "no reconoció ni a su representante (Luis García Abad) ni a su novia (la periodista Lara Álvarez). Sólo conocía a su padre".

Además, el ovetense pensaba que estaba hospitalizado por haber sufrido un accidente durante una carrera de karts, categoría en la que entonces, con 15 años de edad, competía con éxito:

Horas después, Manuel Franco, redactor de As, escribía una entrada en su blog donde desvela detalles muy íntimos de lo sucedido en el Hospital General de Cataluña. El testimonio de Franco tiene especial valor porque es uno de los contados periodistas españoles que viaja por todo el mundo cubriendo el Mundial de F1 y, como él mismo reconoce en el artículo, se considera "amigo" de Alonso.

Bajo el significativo título "Alonso, cuando la F-1 ya no importa...", Manuel Franco comienza hablando de la madre de Fernando y escribe: "Fernando, su hijo dejó de ser él por unos momentos, se fue y le esta costando volver, su chaval se quedaba inconsciente en una curva del circuito de Barcelona, no atendía a los comisarios, no era capaz de despertar ante el médico, y fue trasladado muy grave, sedado, en helicóptero a la unidad de cuidados intensivos del Hospital General de Catalunya donde fue estabilizado y pasó el peor día de su existencia. Se temió por su vida. Es así. Fueron momentos de nervios, de llamadas, de mensajes, de caras que se movían negando a un lado y a otro, de preguntas, de lágrimas, esos minutos que parecen horas, esas horas días, tiempo de tensión, situación dura para Alonso y su familia y todo aquel que ahora juega ahora a las teorías debería recordar eso y lo que hubiera ocurrido si le pasa a un ser querido".

En otro párrafo salido del corazón, el periodista madrileño dice: "Y es cierto también que la labor del periodista debe ser conocer y contar la verdad, pero ¿qué verdad? ¿la que quiere el lector que te para por la calle? ¿la que ambiciona el jefe, el director de la tele, de la revista o la web? ¿la oficial? ¿Donde queda el respeto por las personas?... Es evidente que las cosas no han ido como todos esperábamos, que Fernando está aún sobre vigilancia, que debe estar un poco más tranquilo, que la lesión que sufrió tuvo unos consecuencias importantes, pero afortunadamente no hay secuelas, ningún tipo de lesión neurológica. Y eso es lo más importante. Más allá de la Fórmula 1".

Y casi al final de su sentida pieza, en una confesión a flor de piel, Manuel Franco escribe: "Ha faltado una buena comunicación, dicen. Y es posible. Ha fallado la información que se ha dado. Quizá. ¿Y si fuera así? ¿podríamos llegar a comprender los motivos? Me preguntan unos y otros lo qué pasó. No lo sé totalmente. Quizá Fernando estaba cansado aquel día y se le fue un momento la cabeza antes de chocar, pero los médicos dicen que no y la telemetría muestra que siguió cambiando marchas, moviendo el volante hasta el final, posiblemente el coche tuvo algún fallo mecánico, pero McLaren dice que no, incluso electrico, pero las pruebas médicas indican lo contrario. ¿qué pasó entonces? Un mal golpe es mi respuesta. No se más. Con los datos de que dispongo es la respuesta más concreta y posible que he encontrado. Pero en realidad todo eso me da igual porque durante este tiempo solo he querido que Fernando se ponga bien".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba