Deportes

Fernando Alonso esquiando en los Alpes... mientras el McLaren no acaba de arrancar

Fernando Alonso ha cumplido dos semanas de dura preparación, mientras el MP4-30 no ha podido dar más de cuatro vueltas en el circuito de Montmeló.

Fernando Alonso, durante su preparación de estas dos últimas semanas.
Fernando Alonso, durante su preparación de estas dos últimas semanas. Twitter: @alo_oficial

Antes de afrontar la segunda cita de pretemporada, a partir de este jueves en el circuito barcelonés de Montmeló, Fernando Alonso ha completado un ciclo de preparación física intensa en uno de sus lugares preferidos: la montaña.

El piloto español ha ubicado mediante mensajes de Twitter su situación exacta. Así, acompañado por sus fisios de confianza, se ha preparado en Val Gardena, un paradisíaco lugar situado en los Dolomitas, cordillera italiana que forma parte de los Alpes orientales.

El asturiano no ahorró detalles a sus numerosísimos seguidores:

Lo preocupante es que mientras Fernando se confiesa "mejor que nunca", a unos cientos de kilómetros, en Montmeló (Barcelona), McLaren Honda volvía a poner en pista el nuevo coche en uno de esos días oficialmente denominados de "filmación". A los equipos se les permite rodar, en teoría sólo con fines publicitarios un máximo de 100 kilómetros.

En la Fórmula 1, reino de la argucia, todos aprovechan esas contadas ocasiones para probar o perfilar algunas cosas en el coche. Pues McLaren no ha podido hacerlo. Según el diario Sport, "al parecer, nuevos problemas habrían obligado a la escudería a finalizar antes de tiempo el primero de los dos días de rodaje con solo 4 vueltas y no seguidas".

La cuenta oficial de Twitter del equipo inglés sólo ha publicado un breve y aséptico mensaje a primera hora de la mañana. Este:

“Hora de un primer plano tuyo, JB (Jenson Button). En marcha un día de rodaje en la soleada Barcelona”. Nada más.

Es pronto para entrar en situación de pánico, pero la preocupación empieza a ser evidente. El nuevo motor Honda que propulsa al McLaren apenas ha podido funcionar en serio y en una jornada larga. Ni en Jerez ni, por lo visto, en Barcelona.

La consigna es vender calma, pero a Ron Dennis, director de la escudería, ya se le han escapado algunos indicios que llevan, como mínimo, a una seria reflexión. Así, ha reconocido la existencia de ciertos problemas de comunicación entre los dos grupos que forman el binomio anglo-nipón. "Ellos se manejan bastante bien en idioma inglés, pero nosotros tenemos algunas dificultades con el japonés". Suena a ironía, pero lo dice en serio como una de las razones que provocan el paso lento al que va el ambicioso proyecto.

De hecho, Dennis ha afirmado que "hasta el tercer Gran Premio (China, 12 de abril) de la temporada no sabremos de verdad dónde estamos".

Es decir, no sólo hay que esperar al segundo día de rodaje comercial previsto para este martes o a los entrenamientos oficiales que se celebrarán en Montmeló. Tienen que pasar al menos dos meses para tener una idea de lo que le espera realmente este año a Fernando Alonso.

La buena noticia, también por boca de Ron Dennis, es que el mandamás de McLaren considera que el MP4-30 es "una obra maestra" en lo que ha diseño se refiere.

"Es un diseño muy arriesgado y tenemos que lidiar con las consecuencias de esta elección. Pero este coche tiene un nivel muy alto y tengo que dar las gracias a Peter Prodromou (ingeniero que trabajó con el mítico Adrian Newey en Red Bull) por haber creado una obra maestra”, asegura Ron Dennis. “Sabemos perfectamente lo que hemos hecho y lo que podremos conseguir en el futuro”.

Palabra de Ron.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba