Deportes

La lesión de Modric retrata el fracaso de Florentino para suplir a Makelele: 191 millones y 14 fichajes

Con la espantada de Xabi y el feo a Casemiro, la lesión de Modric obliga a Ancelotti a elegir entre Illarra o Lucas Silva. El presidente madridista echó en 2003 al francés advirtiendo: "Vendrán jugadores que harán olvidar a Makelele”. Desde entonces colecciona fiascos como Gravesen, Pablo García, Sahin, Khedira, Altintop, Essien, Illarramendi, Lucas Silva... 

Florentino Pérez presenta al danes Gravesen.
Florentino Pérez presenta al danes Gravesen.

La inoportuna lesión de Luka Modric ha vuelto a evidenciar la pésima gestión del Florentino Pérez, director deportivo del Real Madrid, en torno a la figura del mediocentro, una posición en la que el club arrastra un notable déficit desde la marcha de un jugador que dio nombre a un mal que aún afecta al Real Madrid: el síndrome Makelele. Jugador que el presidente señaló como víctima ejemplar de su política de gestionar el club con fines empresariales en lugar de con criterios deportivos. 

La noche del 23 de junio de 2003, un día después de ganar la Liga, la Junta Directiva del Real Madrid despidió a Vicente del Bosque, "por unanimidad". A Vicente le ofrecieron “un cargo acorde a su perfil”, el de director deportivo, pero él lo desestimó y salió en un club en el que llevaba desde 1973. Florentino justificó el despido por síntomas de agotamiento del equipo: "Se requiere a alguien más tecnificado desde el punto de vista de la estrategia y de la táctica”. El elegido fue un ilustre desconocido, Carlos Queiroz.

En medio de  en medio de ese clima bélico Florentino decidió vender al Chelsea a Makelele. El francés había llegado el verano que aterrizó Pérez junto a Figo y a otro mediocentro que fracaso estrepitosamente y costó un dineral, Flavio Conceiçao. El presidente jugó a entrenador a la hora de echar a Makelele: “Quería cobrar la mitad que Zidane y eso era imposible. No lo echaremos de menos. Tiene una técnica media, carece de velocidad y habilidad para mantener la posesión y driblar oponentes, no va bien de cabeza, el 90% de sus pases son a un costado o atrás y no van más allá de tres metros. Vendrán jugadores que harán olvidar a Makelele”. Desde aquel julio de 2003, el Real Madrid busca otro Makelele. El francés sólo habló una vez del asunto, pero fue manifiestamente contundente: "Florentino se burló de mí. No le interesaba porque no vendía camisetas”.

Desde entonces 22 jugadores han pasado por esa posición con mayor o menor éxito. De hecho, pocos son los que pueden presumir de haber cumnplido en la posición de mediocentro. Y ninguno de haber hecho olvidar a Claude Makelele. Los más parecidos fueron Diarra y Lass, con suerte desigual, mientras que Xabi Alonso y Modric han asumido los galones sumando al despliegue defensivo su calidad técnico en el desplazamiento de balón. 

Florentino ha incoporado hasta 14 jugadores en esa posición, gastando 191,2 millones. Un catálogo de fiascos en el que destacan personajes estrambóticos como Gravesen, jugadores de fútbol grosero como Pablo García,  ilustres fracasos como Sahin, campeones del mundo dimiitidos como Khedira, cesiones injustificables como Altintop o Essien, caprichos sobrevalorados como Illarramendi, desconocidos sin pedigrí como Lucas Silva... Y asi hasta gastar en primera persona mas de 190 millones, el equivalente a más de 30 mil millones de las antiguas pesetas en jugadores incapaces de adueñarse de la medular blanca, jugadores que no dieron la talla ni sobrepasaron el listón de Makelele. 

Ni en la etapa postgaláctica, ni en la de los Zidanes y Pavones, ni en los años de La Excelencia. No ha aparecido un jugador con el rango defensivo de Makelele, hasta que Modric se adaptó a ese rol de corrector, lo cual mezcló con éxito con su fútbol de larga distancia. Por eso ahora esa nueva ausencia del croata ha vuelto a activar las alarmas en el Real Madrid. Ancelotti ha mirado a su banquillo y se ha topado con un dilema que le atormenta: ¿Illarramendi o Lucas Silva? Un capricho carisímo del presidente que ha evidenciado su falta de adaptación al equipo y a sus exigencias o un desconocido insustancial en sus apariciones que ha llegado en el mercado de invierno para transmitir una mediocridad indigna del colorista fútbol brasileño. Y mientras, sigue atronando aquella cita inoportuna que se ha convertido en una maldición para el club: "Vendrán jugadores que harán olvidar a Makelele”.

EL SINDROME MAKELELE: 22 jugadores, 7 españoles

 2000-01: Makelele (14 millones)

 2004-05: Gravesen (3,5)

 2005-06: Pablo García (5,5)

*2006-07: Diarra (26 millones), Emerson (16) y Gago (20)

*2007-08: Sneijder (27)

*2008-09: Lass (20), Faubert (0), De la Red (4,5) y Javi García (4,5)

 2009-10: Granero (4) y Xabi Alonso (30)

 2010-11: Pedro León (10) y Khedira (10)

 2011-12: Sahin (10) y Altintop (0)

 2012-13: Modric (30 millones) y Essien (0)

 2013-14: Casemiro (5,3) y Illarramendi (38, 9) 

 2014-15: Lucas Silva (14) y Toni Kroos (30)

*Fichajes que corresponden a la etapa en la que se marchó Florentino, desde el 27 de febrero de 2006, día en el que dimitió, hasta al 14 de mayo de 2009, la de su regreso.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba