Deportes

El vestuario achaca parte del bajón al viaje a Dubai por el afán recaudatorio de Florentino

Las 14 horas de vuelo y el cambio de temperatura penalizan a una plantilla con 13 jugadores que suman demasiado minutos a estas alturas de la temporada. "A ver si nos vamos a acordar en Valencia del viajecito y los cuatro millones de Dubai", advirtió un jugador en el vuelo de vuelta. 

Florentino Pérez saluda a miembros de la plantilla madridista.
Florentino Pérez saluda a miembros de la plantilla madridista.

El pasado 28 de diciembre, la plantilla del Real Madrid embarcó en un vuelo chárter desde Madrid a Dubai, donde tenía previsto disputar un amistoso contra el Milán. El motivo era que el partido reportaría a las arcas, que no andan precisamente sobradas dado el elevado coste de la plantilla, cuatro millones de euros. El viaje de siete horas de duración, tras un entrenamiento en Valdebenas no fue especialmente celebrado por la plantilla madridista. Una vez en Dubai, los forros polares, guantes y gorros dieron paso a un calor pegajoso y una agenda repleta de compromisos. El partido concluyó con derrota madridista, la primera tras la victoriosa racha de 22 partidos consecutivos. Y tras las fotos de rigor, la plantilla inició la vuelta, de otras siete horas, para regresar del calor de Dubai al frío de Madrid.

Dubai es el nuevo centro de operaciones de Florentino Pérez, que en el último año ha cerrado hasta cuatro 'negocios': el amistoso ante el PSG en Qatar, el acuerdo de patrocinio con el Banco Nacional de Abu Dhabi, el convenio con la empresa IPIC para el patrocinio del estadio y el partido contra el Milan. En dicho vuelo algunos miembros de la plantilla comentaron el inoportunismo de ese viaje en mitad de temporada: "A ver si nos vamos a acordar en Valencia del viajecito y de los cuatro millones de Dubai", "siete horas de ida y siete de vuelta a mitad de temporada no parece lo más recomendable".

Lo cierto es que desde el regreso de las vacaciones de Navidad, el Real Madrid encadena derrota tras derrota. Tres partidos en 2015, tres batacazos. El equipo se encuentra físicamente más cansado y hay jugadores como Kroos o Isco que han sufrido un descenso notable en su rendimiento. La fatiga comienza a pesar en una plantilla en la que Ancelotti se resiste a rotar más de allá de la entrada de Varane atrás e Isco en el medio. Ancelotti ya ha tenido que salir al paso en un par de ocasiones de preguntas referentes el cansancio del equipo: "No creo que tengamos problemas de intensidad. Intentamos jugar con más intensidad que el equipo contrario. No fue falta de intensidad sino falta de goles. Ahora el equipo no está cansado porque ha tenido siete días de vacaciones. A final de temporada no sé qué pasará, pero no creo que lleguemos cansados a final de temporada”.

Ancelotti prefiere mirar hacia otro lado y poner buena cara a las sugerencias de Florentino. Sin embargo, el vestuario no es tan dócil y existe malestar por el "viajecito" con el que han cerrado 2014. La derrota de Valencia fue un síntoma, pero lo ocurrido en el Calderón, donde el Real Madrid se ha dejado media Copa, ha sido una seria advertencia para Carleto. El equipo ha perdido la frescura, el calendario es implacable en enero (podría jugar hasta 9 partidos enb 27 días) y los kilómetros de más no son bienvenidos. Por más que los petrodólares de Florentino no entiendan de cansacio.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba