España 4 - Italia 0

En fútbol, España es la envidia de Europa

La Roja sigue haciendo historia. En una final memorable, goleó a Italia en su mejor partido, revalidó el título de campeona continental y logró la triple corona al enlazar Eurocopa, Mundial y Eurocopa, algo que nadie ha hecho. Iniesta fue elegido mejor jugador del partido, Casillas es el portero menos goleado y Torres, con tres, es Bota de Oro gracias a su asistencia a Mata.

En fútbol, España es la envidia de Europa
En fútbol, España es la envidia de Europa

En una final mucho más sencilla que la de Viena ante Alemania (1-0) y la de Johannesburgo ante Holanda (1-0), España logró en Kiev la triple corona al golear a Italia (4-0) y volvió a dar una alegría a un país que últimamente sólo se las lleva gracias al deporte, y al fútbol en particular. Si ninguna selección había logrado revalidar el título de campeón de Europa, La Roja lo hizo con el añadido histórico de haber ganado entre medias un Mundial. La Azzurra, una tetracampeona del mundo a la que hay que agradecer que saliera a jugar de tú a tú, pronto se dio cuenta de que hoy por hoy su fútbol está muy lejos del de España. España está en el ojo del huracán por cuestiones económicas. Está al borde de la intervención total, bajo la mirada amenazante de Angela Merkel, pero en fútbol somos la envidia del mundo. 

En una exhibición de los Xavi, Iniesta, Cesc y Silva, los cuatro jugones por excelencia, la selección de Vicente del Bosque ofreció su mejor versión y goleó a un rival al que no había vuelto a ganar en partido oficial desde los Juegos de Amberes, allá por 1920. La final se le puso tan de cara a La Roja tras la lesión de Motta a la hora de partido, que sobraron minutos para que Torres y Mata se unieran a Silva y Jordi Alba como goleadores de otra noche memorable para el fútbol español. Casillas, con un gol en contra, es el portero menos goleado del torneo, Torres, el máximo goleador e Iniesta fue elegido por tercera vez Man of the match.  

España, que no ganaba a Italia en partido oficial desde 1920, ofreció su mejor versión a los mandos de Xavi

Como era de esperar, Del Bosque volvió a confiar en el mismo once que enfrentó a Italia en la fase de grupos. Es decir, con Cesc de falso 9 y el resto, los de toda la Eurocopa. Fue un claro ejercicio de coherencia, aunque no de estrategia, pues Prandelli realizó tres cambios con respecto a aquel partido y su sistema de juego fue muy distinto. Maggio, Motta y Giacherini dejaron sus puestos a Abate, Barzagli y Montolivo para jugar con un 4-4-2 y no con tres centrales. El once más ofensivo de Italia que se recuerda confirmó que la apuesta de Del Bosque por jugar sin 9 no estaba pensada en función de rival, sino de su falta de confianza hacia los tres arietes que incluyó en su lista para la Eurocopa.

Del Bosque volvió a apostar con Cesc como falso 9 ante una Italia muy distinta a la del primer partido

Iniesta y Silva se cambiaron de banda, pero de manera provisional. Italia salió presionando arriba, con Cassano y Balotelli apretando a Piqué y Ramos, sin dejar sacar en corto. Dio igual, España pronto se hizo con el balón y empezó a tocar como hacía tiempo que no lo hacía. Una gran jugada estuvo a punto de finalizarla Xavi con un tiro desde el borde del área, aunque el balón se le fue alto. Fue una aviso. A los 14 minutos una combinación magistral entre Xavi, Iniesta, Cesc y Silva, los cuatro jugones, acabó con un golazo de cabeza del canario.

El gol de Silva más que espolear a Italia lo que hizo fue bajar el ritmo de España, que cedió metros e inciativa. La Azzurra se asomó al área de Casillas, aunque con tiros desde fuera del área. La lesión de Chiellini, a quien Cesc le hizo un roto en el 1-0, obligó a Prandelli a mover banquillo. Entró Balzaretti, un cambio intrascendente, aunque más tarde pasaría factura.

Xavi,que siempre aparece, interpretaba perfectamente el juego al ganar continuamente la espalda a Pirlo y De Rossi, quienes por más que lo intentaban no podrían contrarrestar. Dos lanzamientos de Cassano, a los que Casillas respondió con solvencia, dieron la sensación de nivelar el partido, aunque en realidad España temporizaba y jugaba con el marcador a favor. Así, a cuatro minutos del descanso, Jordi Alba recibió un balón de Cesc, se lo pasó a Xavi y tiró un desmarque saliendo en carrera desde su propio campo. Xavi, que le vio las intenciones, metió un pase adelantado que le dejó solo ante Buffon, donde el nuevo jugador del Barça definió con gran destreza para marcar el 2-0.  

La Azzurra reaccionó tras el 1-0 de Silva, pero el segundo de Jordi Alba la hundió

A diferencia de Del Bosque, que no tenía ningún motivo para tocar nada en el descanso, algo tenía que hacer Prandelli para espolear a los suyos. De momento, refrescó su ataque dando entrada a Di Natale por Cassano. Sin embargo, lejos de surtir efecto, la final pudo quedar sentenciada a favor de España al poco de reanudarse el partido. Primero, en una mano clarísima de Bonucci dentro del área que Provença no pudo ver, aunque sí sus jueces de área y de línea, lo cual es mucho más grave. Pero también en un jugadón de Cesc, que a punto estuvo de batir a Buffon tras regatear todo lo que se le puso por delante dentro del área.

Después de que Casillas evitara el 2-1 a tiro de Di Natale, Prandelli volvió a apostar por meter aire y sustituyó a Montolivo por Motta. Tercer cambio con mucho tiempo por delante. Un riesgo que le costó caro al técnico italiano, pues a la media hora de partido Motta se lesionó y dejó a su equipo con diez. Si Italia no tenía el partido complicado, aún se le complicó más.

La lesión de Motta dejó a Italia con diez al haber hecho Prandelli los tres cambios

Del Bosque, que para entonces ya había vuelto a cambiar canario por canario, Pedro por Silva, mandó a calentar a medio banquillo.  Acabó entrando Torres por Cesc, otro cambio habitual durante esta Eurocopa, aunque ya no había partido. Italia, rendida a la evidencia y en inferioridad manifiesta y anímica, intentó que el resultado no fuera de escándalo, aunque Torres tuvo tiempo de hacerles el 3-0 y cederle el 4-0 a Mata, que acababa de debutar.   

Los madridistas Casillas, Arbeloa, Ramos, Albiol y Xabi Alonso, los barcelonistas Xavi, Iniesta y Cesc y los jugadores de la Premier Torres (Chelsea), Silva (Manchester City) y Reina (Liverpool) son los once futbolistas que han logrado los tres títulos. Del Bosque, dos, los que unidos a la Copa de Europa que ganó con el Real Madrid también le convierten en leyenda. Esta selección lo es. La envidia de Europa y del mundo.

-Ficha del partido:

4 - España: Casillas; Arbeloa, Piqué, Ramos, Jordi Alba; Xabi Alonso, Busquets, Xavi; Silva (Pedro, min. 59), Cesc (Torres, min. 75) e Iniesta (Mata, min. 87)

0 – Italia: Buffon; Abate, Barzagli, Bonucci, Chiellini (Balzaretti, min. 21); Marchisio, Pirlo, De Rossi, Montolivo (Motta, min. 56); Cassano (Di Natale, min. 46) y Balotelli.

Goles: 1-0. Minuto 14. Silva 2-0. Minuto 41. Jordi Alba. 3-0. Torres. Minuto. 84. 4-0. Mata. Minuto. 88.  

Árbitro: Proença (Portugal). Amarilla a Piqué y Barzagli.

Incidencias: final de la Eurocopa 2012 disputada en el estadio Olímpico de Kiev, lleno, ante la presencia de 64.000 espectadores. En el palco de honor estuvo presente el Príncipe de Asturias Felipe de Borbón, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, el presidente de la UEFA Michel Platini y el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Ángel María Villar entre otras personalidades. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba