Deportes

Andy Murray queda marcado tras "apoyar públicamente el sí" a la independencia de Escocia

A pesar de las numerosas voces favorables a la independencia de Escocia, entre las que se encuentra la del tenista Andy Murray, el triunfo del "no" en el referéndum mantendrá la unidad de los combinados deportivos británicos, que completan los deportistas ingleses y galeses.

El "violento contragolpe" al que presumiblemente se enfrentará el tenista Andy Murray "por apoyar públicamente el sí" protagoniza este viernes la portada de la versión escocesa del Daily Mail, a pesar de que el campeón de Wimbledon en el año 2013 manifestó su deseo de defender los intereses de Gran Bretaña, con quien conquistó el oro olímpico al batir al suizo Roger Federer en los Juegos de Londres 2012.

El tenista oriundo de Dunblane completará, de hecho, el equipo británico que el próximo mes de marzo se medirá a Estados Unidos en la primera ronda del Grupo Mundial de la Copa Davis.

Integrados en el equipo británico -conformado también por ingleses y galeses; los norirlandeses, con la salvedad del fútbol, compiten con Irlanda- en Juegos Olímpicos, Mundiales y Europeos, los escoceses sí defienden los colores de su nación en las competiciones de rugby, golf y fútbol, deporte que cuenta con una liga propia y equipos punteros a nivel europeo como el Celtic de Glasgow.

Precisamente un escocés, el ciclista Chris Hoy, fue el abanderado de la delegación británica en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en los que cosechó dos medallas de oro en las modalidades de keirin y velocidad por equipos.

Esos dos metales dorados se suman a los cuatro que el ciclista de Edimburgo cosechó en Atenas 2004 (1) y Pekín 2008 (3) y que le convirtieron en el deportista británico con más oros olímpicos.

Londinense, inglés y monárquico, el exfutbolista David Beckham remarcó esta semana su "satisfacción" por haber trabajado junto a escoceses y galeses en la organización de los pasados Juegos y trasladó su "emoción por haber competido juntos frente al mundo" desde su condición de excapitán del combinado de Inglaterra.

Aunque normalmente las cuatro federaciones de fútbol existentes en el Reino Unido -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- compiten por separado, el Comité Ejecutivo de la FIFA permitió la creación de una selección británica que no pudo eludir el sentimiento nacionalista de algunos de sus integrantes en la pasada cita olímpica.

Así, Ryan Giggs y otros futbolistas no ingleses desafiaron el himno con un silencio que se trasladó a la grada en el tercer encuentro de la fase de grupos, disputado en Cardiff.'God save the Queen' era considerado por los jugadores y los aficionados más inglés que británico.

Olvidado este episodio con la llegada del Mundial de Brasil y el inicio de la fase clasificatoria para el Europeo del año 2016, el deporte en el Reino Unido seguirá rigiéndose por las mismas reglas.

Mientras que Irlanda del Norte se unirá a Irlanda en las principales competiciones, Inglaterra, Escocia y Gales se vestirán la bandera británica en el desafío de mantenerse como una potencia en atletismo, ciclismo, triatlón, automovilismo, remo o hípica mientras el deseo de crecer, por ejemplo, en un deporte como el baloncesto borra la posibilidad de una ruptura.

Considerado por FIBA como un deporte emergente en Gran Bretaña desde los Juegos Olímpicos de Londres, el baloncesto será la disciplina que agrupe a ingleses, galeses y escoceses bajo un reto común: tomar el modelo de la NBA para brillar en Europa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba