El alemán llamó al presidente de la UCI

Erik Zabel confiesa lo que los españoles callan, que se dopó, y dimite antes de que le echen

El exciclista alemán admite haberse dopado de múltiples maneras durante su carrera. Su nombre aparece en la investigación de Senado francés junto a los de los españoles Abraham Olano, Manuel Beltrán y Marcos Serrano.

"EPO, cortisona, incluso doping sanguíneo. Lo hice de muchas maneras", confiesa Erik Zabel, en una entrevista que se publica este lunes en el diario alemán 'Süddeutsche Zeitung'. Nada más ver la luz estas declaraciones, el exciclista alemán ha contactado con Patrick McQuaid, presidente de la UCI, para presentar su dimisión y expresar su "profundo arrepentimiento por haber mentido durante tanto tiempo". "No es la persona adecuada para formar parte del Consejo de Ciclismo Profesional", ha destacado la UCI.

El exciclista alemán, de 43 años, aclara que tomó la decisión deempezar a doparse en 1996. Hasta ahora, Zabel sólo había admitido en 2007 haber tomado EPO al comienzo del Tour de Francia de 1996, aunque, según dijo, lo dejó porque su cuerpo no lo aceptó bien.

El miércoles pasado, sin embargo, el informe de la comisión antidopaje del Senado francés dejó claro que Zabel consumió EPO en el Tour de 1998. Junto a él,  los dos otros ciclistas que completaban el podio, Marco Pantani y Jullich, además de tres ciclistas españoles:Abraham Olano, Manuel Beltrán y Marcos Serrano.

Cuando los métodos de detección mejoraron, el excorredor germano empezó a doparse utilizando autotransfusiones. "En 2003 me hice una reinfusión antes del Tour de Francia", admite en la entrevista.

Zabel, ganador en seis ocasiones del maillot verde de la ronda gala, justificó su confesión para poder seguir ligado al mundo del deporte: "Sobre todo quería mantener mi vida, mi vida de ensueño como ciclista profesional. Lo amé tanto, este deporte, los viajes... Ese egoísmo fue sencillamente más fuerte", concluyó.

Después de confesiones como las de Zabel y de otros ciclistas, sorprende cómo los ciclistas españoles son los únicos que se resisten a confesar que se doparon. De hecho, y a diferencia del alemán, Abraham Olano ha sido destituido por Unipublic como director deportivo de la Vuelta, cuando podía haber sido él quien hubiera dimitido.

Desde la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte también se están dando importantes pasos en ese sentido. Se trata de concienciar a los deportistas de que ellos son las primeras víctimas del dopaje y sólo el hecho de que quienes se doparon, lo reconozcan, permitirá hacer borrón y cuenta nueva. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba