El francés, emocionado en su adiós: "Quería seguir jugando aquí, pero..."

Tras echar sin piedad a Abidal, ¿se atreverá Rosell a hacer lo mismo con Tito?

Muy buenas palabras, discursos emotivos... pero decisión implacable. Sandro Rosell y Andoni Zubizarreta, presidente y director deportivo del Barcelona respectivamente, escenificaron una dolorosa despedida que ha provocado numerosas críticas por sus especiales circunstancias. Abidal, recuperado de un cáncer de hígado quería seguir jugando en el club, pero la directiva azulgrana decidió no renovarle. ¿Harán lo mismo con Tito Vilanova, también enfermo de cáncer?

"Nos ha dado una lección de vida", "esta es la Liga de Tito y Abidal"... Bla, bla, bla. Sandro Rosell, presidente del Barcelona, ha tomado otra decisión que erosiona la imagen de un club que en los últimos años ha pretendido portar la bandera de los "valores" por encima de todo. En una emotiva rueda de prensa, Eric Abidal ha anunciado su adiós forzado: "Me hubiese gustado seguir en el Barça, pero el club lo ve diferente y hay que respetarlo".

Abidal: "He luchado mucho y he saltado muchas vallas que nadie había saltado, y ahora que ya me siento bien y tengo ganas de jugar, tengo que seguir en otro sitio"

Acompañado en la mesa por Rosell y Andoni Zubizarreta, director deportivo, y arropado en la sala por toda la plantilla y el cuerpo técnico, Abidal fue elegante hasta el final, pero claro y contundente: "Quiero seguir jugando dos años más. No tengo ofertas".

"Hoy es un día complicado para mí. Han sido seis años, la experiencia más intensa de mi vida. La suerte que he tenido por contar con compañeros maravillosos, los mejores del mundo. He aprendido mucho. Gracias a los entrenadores, que han tenido confianza. A los doctores y fisioterapeutas, que me ayudaron mucho durante los momentos difíciles, sobre todo al doctor Medina. A mi primo, mujer y niñas", dijo el defensa.

Rosell: "Abidal Se ha convertido en alguien muy especial para todos, se ha ganado nuestro corazón y nos ha enseñado cosas importantes para la vida"

Sandro Rosell, por su parte, intentó justificar tan dura decisión: "Es difícil decir 'no' por la estima que le tenemos. En la vida lo fácil es decir 'sí', pero cuando encima tienes un cariño especial a la persona que tienes que decir que no es doblemente difícil, o triplemente difícil".

Y quiso matizar que no es un adiós. "Ni siquiera es un hasta luego, sino hasta que quiera. Las puertas del Barça estarán abiertas para él, y cuando considere que deja de ser jugador de fútbol, cuando quiera, tendrá las puertas abiertas par ser el director técnico de todas nuestras escuelas a nivel mundial. Es lo que queremos, y le esperaremos. Si cuando regrese piensa que puede ayudar en otra función, lo trabajaremos", aseguró el presidente.

En 2011, al que entonces era lateral zurdo titular del equipo le detectaron un tumor en el hígado. Fue opreado y se recuperó favorablemente, pero un año después el cáncer se reprodujo y el francés tuvo que someterse a un trasplante hepático. Tras dos largos años de lucha, el pasado 7 de abril Abidal volvió a jugar al fútbol. Sin embargo, su contrato caduca el 30 de junio, él cumple 34 años en septiembre y el club ha decidido que ya no tiene nivel para rendir como antes de su enfermedad.

Teniendo en cuenta que Tito Vilanova aún sigue en tratamiento por un cáncer en la glándula parótida -también reproducido tras la primera curación- que le obliga a viajar con mucha frecuencia a Nueva York, ¿le aplicará Rosell la misma vara de medir profesional al entrenador que a Eric Abidal?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba