Deportes

Arbeloa, el que faltaba

Xabi Alonso dice en la Ser que no dijo lo que dijo. O que no dijo lo que la gente le entendió. Añadió que no hay división interna en la selección española, que todos los jugadores piensan de la misma manera y que sus palabras sobre el hambre y todo eso han sido utilizadas como excusa para desatar un debate. Pero lo que dijo y que resulta que no dijo, o que no quiso decir, o que se le entendió de otra manera, es lo que Arbeloa, sin que nadie le preguntara, por simple patalogía, para no dejar pasar un charco, calificó en twitter como la pura verdad. Y que la prefiere, dice el ex internacional (que lo fue, palabra que lo fue), a la versión edulcorada y falsa con la que se manifiestan otros, se supone que los demàs integrantes de la selección, los del Barça, Casillas, Ramos, Costa y todos esos.

Pero ahora que resulta que Xabi no dijo lo que dijo, o no quiso decirlo, se supone que para el lateral madridista su compañero entra a formar parte de esa gente que prefiere "causar admiración contando mentiras". Porque resulta que Alonso no prefirió "causar molestias diciendo la verdad", esa característica que provoca el respeto y la admiración de Arbeloa, sino que lo que dijo no lo dijo o se le interpretó mal.

Y al tiempo se supone que Arbeloa, a la vista de lo ocurrido y de la interpretación de sus palabras, es uno de esos tipos que esperaba escondido tras una esquina para saltar a la mínima para forzar un debate a los que se refirió Xabi Alonso en su manifestación aclaratoria.

En definitiva, que España ha perdido de mala manera y eso genera heridas que nadie quiere afrontar dentro y que se magnifican fuera. Que Xabi Alonso dijo mucho, la pura verdad, pero no la quiso decir, o no como se le interpretó, o se asustó luego de haberla contado. Y que Arbeloa y su vocación de Robin Hood, ese afán irresistible para lograr en la red el protagonismo que el balón no le concede, ha aprovechado el lío para enredar más. No cambia.

Y por cierto, mi respeto y admiración para todos aquellos que prefieren causar molestias diciendo la verdad antes que admiración contando mentiras. Sobre todo si lo hacen siempre, no a conveniencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba