Deportes

Del Bosque se lleva la contraria

En cada español hay un seleccionador. Y en el propio seleccionador español hay unos cuantos. El de este domingo, por ejemplo, no es el mismo que el de hace doce días. Del Bosque se lleva la contraria, discute consigo mismo. Para el Del Bosque del 13 de mayo, Fernando Llorente, Negredo y Jesús Navas figuraban entre los 30 jugadores con posibilidades ciertas de ir al Mundial, integrantes de una lista previa reclamada por la FIFA. Para el Del Bosque del 25 de mayo esos tres fubtolistas ya no son necesarios (aunque dice que no están descartados, ya que quién sabe que Del Bosque va a ser el del próximo 2 de junio, fecha de la lista definitiva) y asoma de repente un chico, Deulofeu, que ni estaba en la treintena inicial ni remotamente se contemplaba.

El Del Bosque del 13 de mayo tenía decidido dar la lista definitiva de 23 para Brasil el 25 de mayo. El Del Bosque del 25 de mayo, sin embargo, se corrigió y optó por posponer ese trago y recortar una nómina de 19 jugadores con vistas exclusivamente al amistoso del viernes ante Bolivia, no fuera a ser que alguien pensara que ese dìa España iba tomárselo como preparación expresa para el inminente Mundial.

Seguro que el seleccionador tiene sus razones para desdecirse, ya sean médicas, tácticas o técnicas, pero no queda muy serio dar esos meneos a tus pensamientos con la alta competición tan cerca. Da una imagen preocupante de inseguridad Del Bosque, señales de que no lo tiene nada claro, de que duda, de que algo pasa. Ya no sólo es que tenga dilemas en la cabeza para confeccionar su convocatoria final, sino que airea esas incertidumbres en los trámites casi burocráticos, capricho de la FIFA más que nada, de ir jugando a comunicar descartes. Hasta de donde no cabe más sobresaltos que ir descontando, el técnico de España encuentra hueco para proporcionar sorpresas con incorporaciones.

Así que no descarten nada. Lo mismo Gabi, el futbolista de la temporada del que daba la sensación que el técnico se olvidaba, aparece a última hora en la relación de convocados. Jugó la final de la Champions y quién se sabe si se suma en un rato a la nómina de jugadores de ese partido que recalarán en La Roja. Si yo fuera seleccionador, y cada español lleva uno dentro, le llamaría sin dudarlo. Pero el que manda es Del Bosque. O uno de ellos. Todo depende de cuál de todos los seleccionadores que lleva dentro se levante el dos de junio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba