Deportes

El otro milagro de un Atlético "insoportable"

Algo está cambiando en la ciudad. No sólo es la tabla de clasificación. A dos días de la final de Copa, con cartel de partido del siglo, uno de esos Real Madrid-Barcelona que paraliza no sólo el país sino medio planeta, el protagonista de uno de los principales programas nocturnos de radio de ámbito nacional fue el Cholo Simeone, el entrenador del líder y del momento. Impensable hace un cuarto de hora. En la revolución iniciada por el Atlético no sólo se discuten los títulos en juego sino la intocable cuota de mercado. Un asunto del que incluso en su propio barrio el club rojiblanco había desaparecido. De mediáticamente cero a pelear por las portadas y las aperturas incluso en días principales para quienes, ayudados por indisimulados intereses de terceros, tenían confiscado el universo. El Atlético suena.

Onda Cero entrevistó a 48 horas de un Barça-Madrid al Cholo Simeone, que estuvo ameno y abierto, cómodo. Pidió ayuda a la hinchada para que en las cinco finales que quedan (ocho si se suma la Champions) se olvide de comer y hasta dormir y no se aleje del equipo: “¿Qué otra cosa tienen que hacer de aquí hasta que acabe la temporada?”.  Le suplicó su aliento necesario no sólo en las grandes citas, sino también en las que el rival no motiva tanto. El viernes mismo, en la visita del Elche: “Tenemos que estar juntos hasta que nos apaguen la luz”.

Y en el día en el que de forma imprevista el Atlético se coló en un escenario que no hace mucho tenía vetado, supeditado a la tiranía mediática de los dos poderosos, Simeone dejó una curiosa e ilustrativa definición de sus tres Atléticos, el de la Europa League y la Supercopa (2012), el de la Copa del Rey (2013) y éste (2014): “El primero jugaba mejor, el segundo era más competitivo y el tercero, éste, es directamente insoportable”. El otro milagro. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba