Deportes

La mina de los nueves de oro

El Atlético busca nueve. Otra vez, como todos los años. Se fue Fernando Torres. Y luego se fue el Kun. Y luego se fue Falcao. Y ayer, haciendo oficial lo que ya se sabía, se fue Diego Costa. El imperio de los representantes, el negocio de los Gil, el milagro de los nueves y los peces. Porque cada vez que se va un nueve, al Atlético le crece otro más rentable. Los agentes se llenan de dinero, los dueños hacen como que no tienen otro remedio, siempre el último paso para acabar con una deuda que nunca se acaba, mientras se forran, y el Atlético no sólo no lo acusa, sino que sale ganando. El que se va se lo pierde, el que llega multiplica por dos las prestaciones de su antecesor y Neptuno no deja de recibir visitas. La mina de los nueves de oro.

El Atlético busca nueve, alguien al que traspasar el año que viene, o al siguiente, o al otro. Alguien que venda camisetas que enseguida caducan, alguien que perfore porterías, gane partidos y levante títulos, alguien que se revalorice y vacíe de elogios la garganta de los aficionados. El más difícil todavía. Alguien que haga olvidar a Fernando Torres y lo mejore. Alguien que, olvidado y superado el Niño, haga olvidar al Kun y lo mejore. Alguien que, olvidado y superado el traidor, haga olvidar a Falcao y lo mejore. Alguien que, olvidado y superado Radamel, haga olvidar a Diego Costa (jugador de Jorge Mendes que deja el Atlético de Jorge Mendes por el Chelsea de Jorge Mendes) y lo mejore. Hasta ahora siempre le ha salido la pirueta, el negocio económico, el deportivo y el emocional. Por eso cada vez duelen menos las salidas. Que nunca pasan por el Madrid, pese a lo que anuncian con insistencia y premeditación los titulares. Por eso el Atlético vuelve a subirse confiado al trapecio a practicar sin red un nuevo triple salto mortal. Hasta que una vez se caiga, escucha desde el primer día. Pero nunca se ha caído.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba