Pide 15 millones por ella

La villa de Becker en Mallorca, a punto de ser subastada por deudas

Una deuda de 359.011 euros con la empresa de jardinería ha estado a punto de dejarse sin su villa de Mallorca al extenista.

La subasta de la villa que el extenista alemán Boris Becker tiene en Mallorca, embargada judicialmente, ha sido suspendida después de que el deportista haya pagado los 359.011 euros que debe a una empresa de jardinería.

En concreto, el dinero adeudado a la empresa Jardines de Alfabia asciende a 276.162 euros, más otros 82.849 euros por intereses y costas, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB). El juzgado de primera instancia 6 de Palma ha suspendido la subasta después de que el abogado del extenista, Pedro Feliú, haya presentado el justificante del pago del dinero adeudado.

El tres veces ganador del torneo de Wimbledon fue demandado por la referida empresa por el impago de 276.162 euros en concepto de la jardinería de la lujosa villa Son Coll que desde 1997 tiene en el municipio de Artà, en el este de la isla. La casa en cuestión tiene 2.900 metros cuadrados habitables, está sobre un terreno de 265.000 metros cuadrados y se encuentra en venta desde hace años. El impago de la deuda del jardinero se debe a una disputa con el agente inmobiliario Matthias Kühn, encargado de la venta de la finca.

Becker asegura que Kühn se había comprometido a asumir los costes de los trabajos de jardinería mientras buscaba un comprador para la finca, por la que el extenista pide 15 millones de euros. Kühn admitió ante un tribunal mallorquín haberse responsabilizado de coordinar los trabajos de jardinería en la finca, pero no de pagar a la empresa responsable, y los jueces le dieron la razón en perjuicio de Becker. El extenista recurrió la sentencia y la empresa de jardinería, para asegurarse el pago de la deuda, solicitó el embargo de la finca, lo que le fue concedido por el tribunal.

La finca de Boris Becker cuenta entre otras cosas, además de con la villa principal, con un chalet para invitados, un jardín con naranjos, piscina, pista de tenis y cancha de baloncesto. Becker también tiene que pagar otra deuda relacionada con este terreno rústico, en concreto a la empresa constructora Melchor Mascaró, a quien deberá abonar 430.000 euros por varias reformas realizadas en los edificios de la villa, ha informado hoy a Efe su abogado.

La sentencia que le condena a este pago, y que rebajó en unos 60.000 euros la cantidad pedida inicialmente por la constructora, ya es firme, por lo que Becker procederá a abonarla en breve, ha indicado el letrado. Becker ya tuvo que hacer frente a una multa de 214.000 euros en 2004 por obras ilegales en Son Coll.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba