Deportes

¿Por qué no se suspendió? Lío entre la Liga y la Federación

La LFP dice que no había nadie localizable en la Federación, que lo niega y asegura que la Liga les avisó solo diez minutos antes de que empezara el partido y que les pareció contraproducente la suspensión en ese momento con el estadio lleno.

Imagen del Vicente Calderón en el inicio del Atlético-Deportivo.
Imagen del Vicente Calderón en el inicio del Atlético-Deportivo.

El partido entre el Atlético y el Deportivo se ha jugado este mediodía en el Vicente Calderón, dando la espalda a las trágicas noticias que informaban a primera hora de la mañana de la muerte clínica de un aficionado deportivista tras una pelea entre los radicales de ambas hinchadas. La Liga de Fútbol Profesional y la Federación Española de Fútbol se acusan mutuamente de que el partido finalmente se jugara.

La LFP ofreció a ambos equipos la suspensión del partido, pero alega que no se pudo concretar porque no había nadie disponible para responder en la Federación. Sin embargo, esta versión difiere de la de la Federación, que asegura que sí estaban localizables y que acusa a la Liga de no haber pedido a tiempo la suspensión.

La Liga avisó para suspender el partido solo diez minutos, según Jorge Pérez, secretario general de la RFEF. "A esas alturas y con el estadio lleno, preferimos que no se suspendiera porque habría sido contraproducente", ha declarado Pérez. Desde la Federación señalan que la Policía ha descartado que hubiera peligro real de más incidentes si se disputaba el partido, lo que les ha reafirmado en la decisión de que el partido se jugara.

"Hemos estado localizables en todo momento", añade el secretario general de la RFEF, que acusa de no verídica la versión de los hechos que ofrece la Liga. La Federación alega que si la LFP les hubiera pedido la suspensión algo antes, quizá no se habría jugado el partido.

La Federación alega que les parecía contraproducente suspender el partido con solo diez minutos de antelación

No es la primera vez que ocurre este tipo de episodios en el Calderón, ya que el 8 de diciembre de 1998 el aficionado realista Aitor Zabaleta falleció tras ser apuñalado en los aledaños del Vicente Calderón antes de un partido entre los rojiblancos y los txuri-urdin. Tampoco es desconocida para los deportivistas, cuyo grupo ultra, los Riazor Blues, durante un partido de Copa en Santiago ante el Compostela el 7 de cotubre de 2004, agredieron a un aficionado que acabó falleciendo. 

Esta pelea pactada previamente entre el Frente Atlético y los Riazor Blues sólo puede generar una reacción por parte de sus clubes: la expulsión inmediata de los miembros de ambos grupos de sus estadios y de los clubes. No debe haber sitio para los violentos, y este partido no tenía sentido que se juegue, pero la sorprendente ausencia federativa ha impedido su suspensión. 

La LFP ha emitido un comunicado en el que advierte:"La Liga de Fútbol Profesional muestra su repulsa ante los incidentes acaecidos en la mañana del domingo en los aledaños del Estadio Vicente Calderón en la previa al partido de correspondiente a la jornada 13 de la Liga BBVA entre el Club Atlético de Madrid y el RC Deportivo de La Coruña. La LFP ha sido firme en su intención de suspender la disputa del encuentro sin que haya sido posible". 

En lo futbolistico, un gol de Saúl y otro de Arda han dado la victoria al Atlético (2-0).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba