Deportes

Casillas deja en mal lugar a Del Bosque por su suplencia, pero comienza a despedirse: "Yo no duro toda la vida, no soy inmortal"

 Iker Casillas, capitán de la selección española, respondió a la "transición dulce" de la que habló el seleccionador nacional Vicente del Bosque tras el partido en el que fue suplente en Luxemburgo, asegurando que será "buena" porque no es "inmortal".

Iker Casillas suele aprovechar los actos publicitarios para hablar con bastante claridad de lo humano y lo divino. Que en su caso, últimamente, se centra en un asunto único: su estado de forma y su condición de titular/suplente tanto en el Real Madrid como en la selección española.

El portero madrileño quiso ser amable con un entrenador al que aprecia, Vicente del Bosque, a la hora de comentar su suplencia en el último partido, el que España jugó ante Luxemburgo. Pero su claridad acabó dejando en mal lugar al seleccionador. De las palabras del capitán se desprende que Del Bosque, en contra de lo que ha dicho públicamente, no había advertido a Iker de esa transición dulce con De Gea que ha planeado el técnico salmantino en la portería de La Roja.

"Para nada fue una sorpresa, con Vicente tengo una relación fabulosa", asegura Iker. Pero a renglón seguido desveló: "Me enteré porque me habían dicho lo de transición dulce pero para nada me sienta mal, todo lo contrario". La pregunta es obvia: ¿A quiénes, plural, se refiere Casillas cuando dice que se enteró porque se lo "habían dicho"? Desde luego al seleccionador, singular, no.

"Cada uno tiene que saber el momento que tiene que decidir cuando dejar la selección, pero a día de hoy me veo bien y fuerte para ayudar a mi país"

No obstante, pese a ese desliz de sinceridad, el guardameta se mostró de acuerdo con Del Bosque. "Creo que va a ser una transición buena, evidentemente no duro toda la vida, no soy inmortal", aseguró en un acto celebrado este miércoles en el Aeropuerto de Barajas.

"Cada uno tiene que saber el momento que tiene que decidir cuando dejar la selección, pero a día de hoy me veo bien y fuerte para ayudar a mi país, para estar en la Eurocopa de Francia y luchar por ganar el título que no va a ser fácil porque hay otras selecciones muy fuertes", añadió.

Iker comienza a asumir que es un momento que estaba por llegar. "Es ley de vida, tengo 33 años y no voy a poder jugar al fútbol todo lo que me gustaría. Hay gente que viene con muchas ganas, que ya son una realidad como David (De Gea) o Kiko (Casilla). No me lo tomo para nada mal en ningún momento", aclaró.

"Es ley de vida, tengo 33 años y no voy a poder jugar al fútbol todo lo que me gustaría"

Tras su grave error ante Eslovaquia en un gol que marcó la derrota de España, Casillas llegó a plantearse dejar la selección española. Lo admite, pero asegura que fue un pensamiento fugaz: "Después de un partido en el que no consigues ganar se te pasan cosas por la cabeza, mosqueos y enfados, hablas en voz alta peor es como cuando tienes un hermano pequeño y te hace una perrería y dices lo mataría. Evidentemente no lo voy a matar. Pues lo mismo pasa con la selección. Mi idea es seguir mientras el míster decida y para ello tengo que estar bien en mi equipo. Mi idea es continuar y estar el máximo tiempo posible".

Aclaración sobre su relación con Florentino

Casillas también aclaró que cuando aseguró en la entrevista con Iñaki Gabilondo que se sintió "aislado" recordando su peor época en el club, enfrentado al portugués José Mourinho hace año y medio, no se refería al presidente Florentino Pérez sino al club. "No creo que fuese a mi presidente, cuando hablo del club no hablo del presidente. Si te soy sincero y tengo que hablar del presidente lo hablaría con él primero. Cuando hablas de quedarte aislado es porque un jugador cuando lleva tanto tiempo jugando al fútbol, al dejarlo estas más apartado pero no tengo que matizar nada de mi presidente porque si me hubiese referido a él habría dado su nombre".

El portero respondió a los silbidos que recibe de su propia afición con máximo respeto a los seguidores. "Me siento muy querido en el Bernabéu. Todo el mundo tiene su corazoncito y a nadie le gusta recibir pitos, pero no tengo ningún tipo de problema, el público es soberano y puede expresarse de la mejor manera que crea conveniente".

"Si tengo que hablar del presidente (Florentino Pérez), lo hablaría con él primero"

"Yo lo que tengo que hacer es jugar bien y que al final de temporada con la unión que a todos los jugadores nos gusta, llegar a La Cibeles para celebrar algún título importante. No voy a ir en contra de mi público que está en los momentos más difíciles y en las buenas también", añadió.

Esta semana Carlo Ancelotti mostró toda su confianza en Casillas en una entrevista y el capitán lo agradeció. "Claro que te gusta que tu entrenador hable bien de ti, es muy positivo para el grupo que también lo haya hecho de otros compañeros como Arbeloa, Cristiano o Sergio Ramos. Es bueno porque el vínculo con el entrenador es optimista y tiene que ser así toda la temporada para que todos juntos consigamos los objetivos y conseguir títulos".

Preguntado por la crítica que le acompaña en sus últimas temporadas, desde que comenzó a ser suplente con José Mourinho como entrenador del Real Madrid, el capitán blanco asegura que se queda con lo positivo de estos dos últimos años: "No se ha sido injusto conmigo, cuando Iker Casillas está tanto tiempo en un equipo como el Real Madrid y en la selección española te exigen como lo que es, un puesto muy difícil y con mucha competencia. Te exigen como al mejor que has sido. Hay que aguantar la competencia y la crítica como sabes, jugando al fútbol. Estos dos años atrás por encima de las críticas, que no gustan a nadie que sean malas, pesa más en la balanza los títulos que hemos ganado y los momentos buenos vividos".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba