Deportes

Cristiano pasa por su peor momento justo antes de la final de Barcelona

El luso se enfada por no marcar ninguno de los goles del Madrid, cada vez parece más nervioso, fue pitado por el público y se marchó corriendo sin saludar como el resto de sus compañeros

Cristiano, cariacontecido en el partido contra el Levante.
Cristiano, cariacontecido en el partido contra el Levante. EFE

Cristiano está ofuscado y en cada partido parece ir a peor. No es tanto un problema de fútbol como de cabeza. El portugués necesita calma, que las cosas le vayan bien para estar tranquilo y rendir a su mejor nivel, que es muy alto. La presión, la externa y la autogenerada, está exponiendo su peor versión, justo a siete días de jugar contra el Barcelona.

Solo hay que ver como le sentó el primer gol de Bale. Su remate previo, importante para que el balón terminase entrando, fue rechazado por un rival bajo los palos. Se entendería el enfado si la jugada hubiese terminado ahí y el Madrid no la hubiese aprovechado, pero un compañero suyo remachó la jugada y el gol subió al marcador. Cristiano se quedó tirado en el suelo, braceando, protestando, incluso cuando el galés ya había marcado. No se sabe si la queja era por no haber marcado o porque pensaba que su balón superó la línea de meta, pero, en cualquier caso, la rabieta es excesiva cuando de lo que se habla es de que su equipo se acababa de adelantar en el tanteador.

Más ridícula si cabe fue la situación del segundo gol. Cristiano dispara, con intención de marcar, pero el balón roza en Bale y termina entrando. Gol del galés, porque además no queda claro que el tiro del luso fuese a portería. Es curiosa la reacción de su compañero, que no sabe si celebrar por su cuenta el gol o darle toda la gloria a Cristiano. Bale, que no se caracteriza por ser el más dado a hacer grupo, tenía grandes reparos en irritar más a su compañero. Así le ven.

Incluso al final del partido se volvió a dar una fea escena cuando el equipo fue a saludar a sus aficionados al mediocampo. Esta vez no estaba Casillas, así que fue Ramos el que recolectó a sus compañeros para dar las gracias al respetable. Cristiano ya no estaba allí, su frustración le había llevado al vestuario, corriendo a rumiar un poco más el enfado que tiene con el mundo. "No se le puede achacar ningún gesto, porque sabemos como es Cristiano. Se enfada con él mismo", decía Ramos tras el encuentro. Vamos, que hay que aceptar sus aspavientos y desplantes aunque en el resto de sus compañeros no se permitiesen esas cosas. 

El público, que siente este tipo de cosas, llegó a pitar a Cristiano. Se puede plantear que es injusto, que con todo lo que le ha dado al Madrid estos últimos años sería de esperar algo más de respeto. Pero la afición es soberana y no aguanta ciertas cosas. El Bernabéu exige dedicación plena y espíritu de equipo, nunca poner lo personal por delante de lo colectivo. Y eso, en ocasiones, le falla al siete. 

Tiene mucho que ver su frustración con Messi. Cristiano no sabe digerir que otro jugador pueda estar mejor que él, que hay premios individuales que no llegarán a sus vitrinas. Se ve dos goles por debajo del astro argentino cuando unos meses antes daba por descontado que el pichichi sería suyo. Y ahora se le aleja y él no es capaz de aceptarlo. Intenta todo para marcar el gol, pero no está tan fino como estuvo en noviembre y diciembre.

Cristiano no digiere bien que Messi le haya superado en el pichichi, es incapaz de aceptar que alguien le pueda superar

Esa actitud, que sin duda ha ayudado a hacer de Cristiano el jugador que es, también lastra al equipo en algunos lances del juego. Un ejemplo de ello es el lanzamiento de faltas. Son muy pocas las que el luso deja a sus compañeros, y es evidente para cualquiera que hace tiempo que tiene la mirilla desajustada. De sus últimos 54 lanzamientos, entre club y selección, no ha marcado ningún gol. Según datos del experto en estadística Alexis Tamayo 22 de ellos fueron a la barrera y 13 fuera. Muy lejos de la efectividad que se necesita en esto, más aún cuando en el equipo hay otros muchos tiradores que podrían intentar relevarle y, por lo menos, generar en los rivales incertidumbre. No se espera que vaya a cambiar.Cristiano lleva 54 faltas consecutivas sin marcar gol

Su contribución en el equipo ha bajado drásticamente, y no solo porque no esté tan acertado en el remate como en otros momentos. Se le nota algo plomizo, mucho menos presente en el desarrollo de las jugadas. El Madrid no suele hablar del físico de sus jugadores, esconde las dolencias y juega al gato y el ratón para instalarse en el oscurantismo, así que es difícil marcar exactamente que influencia tiene en su juego los problemas que arrastra en la rodilla izquierda. Es evidente que están ahí, porque la suya es un tipo de lesión que no se cura en dos tardes. Permite jugar pero no sin dolor. No se puede saber hasta qué punto el dolor le lastra, y él tampoco lo va a contar. Primero porque ha decidido que se va a mover en el silencio hasta el final de temporada. Pero no solo eso, Cristiano es de ese tipo de jugador que piensa que aceptar las debilidades, incluso las que son fortuitas y no dependen de uno mismo, es inaceptable.

Es posible que no le viniese mal contar esas cosas. El público madridista conecta bien con quien deja todo por el equipo, por los que arriesgan el físico por el bien colectivo. El Madrid tiene mucha tradición de eso jugadores que, como el Cid, juegan a pesar de las circunstancias y no solo se aceptan sino que se jalean ese tipo de actitudes.

Toda esta tormenta perfecta llega cuando el Barcelona está a la vuelta de la esquina. Un duelo directo con Messi que no siempre le ha marchado bien a Cristiano. Hubo un tiempo en el que llevaba cierto estigma de no rendir en los partidos más grandes, aunque la sensación se fue difuminando con goles importantes en partidos trascendentes. El clásico, eso sí, le llega en el peor momento, un encuentro apasionado en un momento en el que Cristiano lo que necesita es calma. Mala combinación


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba