Los blancos tienen un calendario muy duro por el cambio de fechas de la Copa

Roures le mete otro gol a Mourinho: el Madrid, en desventaja ante el United

Las televisiones cambiaron en diciembre las fechas inicialmente previstas para la Copa, y el resultado final ha sido nefasto para el Real Madrid. Mientras que el Manchester United gozará de quince días de cierta placidez para preparar la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, el equipo de Mourinho afronta dos semanas de partidos peliagudos. Todo gracias a Jaume Roures. 

Antes, la Asamblea anual que celebra la Federación Española de Fútbol cada verano decidía el calendario de la temporada. Ahora, por lo visto, ese programa es orientativo. Porque este año se había acordado que el miércoles 26 de febrero de 2013 no había competición alguna, pero Jaume Roures, amo y señor del fútbol patrio, decidió cambiarlo... y lo consiguió. Las consecuencias puede pagarlas muy caras el Real Madrid, que en esa fecha que debería estar libre peleará por un billete a la final de la Copa del Rey ante el Barcelona y en el Camp Nou (1-1 en la ida).

Cuatro días después, el sábado 2 de marzo a las 16:00, el Real Madrid se enfrenta de nuevo con el Barça, esta vez en Liga y en el Santiago Bernabéu. Y tres más tarde, el martes 5, los blancos se jugarán el pase a cuartos de final de la Liga de Campeones. Es una cita a vida o muerte ante el Manchester United en Old Trafford. Ambos contendientes llegarán en bien distintas condiciones.

El United tiene por delante uno de los tramos más plácidos de la temporada y disputará solo tres encuentros, todos ellos ante equipos teóricamente menores. El 2 de marzo, los ingleses engrasarán su fútbol ante el modesto Norwich, 14º clasificado en la Premier. Una semana antes, el técnico escocés habrá tenido ocasión de hacer rotaciones para dar descanso a sus estrellas en un duelo ante el colista del torneo, el Queens Park Rangers, que luchará ante el United para tratar de ganar su segundo partido de liga en casa esta temporada. Otro conjunto modesto, el Reading, en puestos de descenso, visitará Old Trafford el próximo lunes para disputar la quinta ronda de la Copa de Inglaterra (FA Cup).

Mientras, el Madrid recibe el domingo en Liga a un Rayo pletórico. Al sábado siguiente visita Riazor, feudo de un Deportivo que apura sus opciones de escapar del descenso. Y a partir de ahí, los ocho días de exigencia extrema con el doble enfrentamiento seguido ante el Barça y la traca final en Manchester.

El origen de esta locura de calendario hay que buscarlo en la última jornada de Liga de 2012 prevista para el 22 y 23 de diciembre. La Asociación de Futbolistas Españoles ya había avisado de su negativa a permitir que se jugase el domingo 23, así que todos los encuentros debían disputarse el sábado. Y aquí fue donde apareció el todopoderoso Roures. Como su plataforma de pago, GolTV, sólo emite por un canal, es imposible ofrecer todos los encuentros en un solo día. Así que el empresario catalán llamó a la Liga de Fútbol Profesional (LFP), pidió que dividiesen la jornada en varios días y la Liga se jugó jueves 20, viernes 21 y sábado 22. Con ello borraron del mapa la prevista vuelta de los octavos de final de la Copa -prevista para los días 18, 9 y 20-, que se retrasó hasta el 9 de enero.

Todo el calendario copero corrió y luego el caprichoso bombo regaló al Real Madrid dos rivales de enjundia: Barça en Copa y Manchester United en Liga de Campeones. Habrá que estar atento a la rueda de prensa de José Mourinho antes del encuentro de Old Trafford.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba