EDUARDO INDA / PERIODISTA DE 'EL MUNDO'

"No soy el Karanka de Florentino; soy el Karanka de la verdad"

Eduardo Inda (Pamplona, 1967) lo ha vuelto a hacer. Una información publicada en Marca, cuando lo dirigía, provocó la dimisión de Ramón Calderón como presidente del Real Madrid. Ahora, como jefe de investigación de El Mundo, otra información, la de las cifras del fichaje de Neymar, ha desembocado en la dimisión de Sandro Rosell como presidente azulgrana.

Rosell le ha durado dos días.

Bueno, no, ha durado cuatro.

Sus informaciones han tumbado a un presidente del Madrid, uno del Barca. Y tiene contra las cuerdas al PP y a la monarquía. ¿Suda o sudan?

Aquí sudamos todos. El problema es cuando hueles. Yo no he tumbado a nadie. Los que se tumban son ellos a sí mismos. Yo me limito a poner las pruebas encima de la mesa. Y si luego caen o dejan de caer ya no es mi problema. Yo me limito a cumplir con mi trabajo. A Calderón lo echó Calderón, a Rosell lo echó Rosell, alguien del PP o del PSOE se echará a sí mismo si mete la mano en la caja y de la monarquía no creo que se vaya a ir nadie porque es una institución perenne y, tal y como están las cosas, no hay que tocarla. Y mucho menos en estos momentos. Lo que sucede es que España ya es un país mayor de edad y cada uno tiene lo que siembra.

¿Teme por su continuidad con informaciones tan comprometidas sobre cuatro instituciones de este tamaño?

Pues no. Ni lo temía antes ni lo temo ahora. Porque la línea editorial del periódico va a continuar y está garantizada con Casimiro García Abadillo como director. Por tanto, ningún temor.

¿Esas informaciones le han pasado factura a Pedro Jota para ser destituido?

Yo me limito a suscribir las palabras de Pedro Jota.

“Fui lo suficientemente tenaz, constante y pesado para conseguir que la persona que estaba en la querella me la pasase”

¿Cuando las barbas de su vecino ve pelar echa las suyas a remojar?   

No. La línea editorial de El Mundo va a continuar. Porque en una sociedad democrática existen los contrapoderes y El Mundo es uno de ellos. La ciudadanía y los lectores no van a permitir que la gente que hacemos El Mundo no vayamos a seguir haciendo ahora lo que hemos venido haciendo durante los últimos 25 años.

¿Económicamente no son rentables los pelotazos periodísticos?

Son rentables siempre que sean verdad, noticiables y tengan interés general. Eso sigue siendo así y será así mientras haya periódicos.

¿Que dimitan los presidentes es una forma de darle la razón a sus informaciones ?

Sin duda. Sí, porque cuando hay argumentos para contrarrestar lo hacen. Y cuando se quedan sin argumentos, y quedan tan en evidencia como Rosell, no les queda otra salida que irse. Lo que ha hecho Rosell es irse para evitar males mayores. La apisonadora maravillosa que es la justicia es muy lenta pero acabará terminando por devorarle. En cualquier caso, yo creo que el caso Neymar está en sus albores y desde luego no en el epílogo.

Eduardo Inda es el … del periodismo español. Complete los puntos suspensivos.

Un periodista libre.

¿La información sobre Neymar ha sido un ejercicio ejemplar de investigación, buenos contactos o se la encontró encima de la mesa?

Yo sabía que se iba a presentar la querella y fui lo suficientemente tenaz, constante y pesado para conseguir que la persona que estaba en la querella me la pasase a mí. Es tan sencillo como eso. Ni más, ni menos.

“No aspiraba a suceder a Pedro Jota; que fuera Casimiro era obvio”

¿Lo importante es la información o la puesta en escena?

Lo de Calderón permitió una maravillosa puesta en escena porque había mimbres para ello.  Aquí no había posibilidades de algo tan espectacular, no había imágenes gráficas de nadie metiendo la mano en la caja. Pero sí, tan importante es la forma como el fondo. Ya puedes tener la mejor tienda del mundo que si el escaparate no es bonito, no va a entrar nadie.

Con su propia información se desmiente a sí mismo. ¿O sigue creyendo que las cifras reconocidas ahora no son las definitivas?

Creo que nos quedamos cortos, pero yo llego hasta donde puedo llegar, de momento. Pero sí, yo creo que nos quedamos muy cortos.

¿Por qué firman a medias las informaciones? ¿Quién pone más Esteban Urreiztieta o usted?

Yo soy el jefe del equipo de investigación del periódico. Esteban es mi mano derecha. Yo soy un  ‘primus inter pares’, digámoslo así.

¿Su información la tenían también en Barcelona?

Yo creo que no la tenían en Barcelona. Alguien sabía algo. Pero desde luego los papeles no los tenía nadie. Que yo sepa.

¿Le preocupa que Bartomeu sepa quién está detrás de su información?

No, al que le tiene que preocupar es a él.

“El caso Neymar está en sus albores, desde luego no en el epílogo”

¿Es usted el Karanka de Florentino?

Evidentemente no. Yo soy el Karanka de la verdad.

¿No es demasiado sospechoso que el beneficiado en el fondo de sus informaciones sea Florentino? Hércules Poirot también le señalaría.

Lo que hay que decir es tres cosas. Una, que la información la entregó al juzgado un tal Sandro Rosell, no Florentino. Dos, que la querella la presentó un tal Jordi Cases, que además es un distinguido independentista catalán, y no Florentino Pérez. Y tres, Florentino me comentó, a mí y a mucha más gente, que estas informaciones no eran buenas para el fútbol. 

Pero usted desde el primer día aseguró que el fichaje de Neymar costó más de lo que se dijo… Lo mismo que deslizó el propio Florentino en su gira por los medios.

No, no, no. El primero que dijo que Neymar había costado entre 150 y 170 millones de euros fui yo. El que siguió mi estela fue Florentino. No yo a Florentino. El orden de los factores en este caso sí altera el producto. Eso era vox populi en el mundillo futbolístico brasileño, en el que yo tengo buenos contactos. Y la misma información que Florentino la tenía un tal Guardiola, la tenían en el United y la tenía un tal José Mourinho.

¿Insiste en que el fichaje costó 170 millones de euros?  

Yo llego hasta donde llego. Pero a mí me da la impresión de que esta broma le va a costar muy cara al Barcelona. Mucho más de lo que se ha dicho. Hablaban de 57 millones y ya vamos por 95. A eso hay que añadirle el coste fiscal, habrá que añadirle lo que haya que pagarle a los fondos brasileños. En cualquiera de los casos, estamos hablando de no menos de 120 millones de euros como poco; en el escenario que seguramente Josep María Bartomeu firmaría mañana.

“El que siguió mi estela con el fichaje de Neymar fue Florentino. No yo la de Florentino.”

¿Le duele el concepto que tienen de usted, y han dejado por escrito, algunos compañeros de Barcelona?

Me da exactamente igual. Como decía Churchill, detesto lo que usted dice, pero daría mi vida por defender su derecho a decirlo.

¿No le despierta el instinto investigador que las cifras aportadas por el Madrid y el Tottenham sobre el fichaje de Bale no coincidan?

Tráigame los papeles y en 24 horas está publicado.

¿Pero ha investigado el fichaje de Bale, no lo ha investigado o sencillamente lo que ha encontrado no le parece llamativo?

Es que no tengo los papeles. Es que yo me dedico a más cosas. Estoy con el tema Urdangarin, con Bárcenas, con Pujol. Tengo bastante trabajo. Pero si usted me trae mañana las pruebas de que en el fichaje de Bale ha habido el mínimo atisbo de corrupción, no tenga duda de que en 24 horas saldrá en el diario El Mundo sí o sí.

¿Los dirigentes se aprovechan de que el periodista deportivo no entiende por lo general, o no atiende, de los recovecos económicos del fútbol?

El periodista deportivo está preparadísimo para manejar estos temas y lo único que tiene que hacer es ponerse a ello. Es como lo que decía Guardiola cuando le preguntaban si la cantera del Barça era mejor que la del Madrid: “No, la diferencia es que aquí nos atrevemos a ponerlos”. Esto es igual. En el periodismo deportivo hay maravillosos y estupendos profesionales y, si se ponen, sacarán las corruptelas que hay en el deporte igual que sacan el fichaje de fulanito o menganito.

“Tráiganme los papeles del fichaje de Bale y en 24 horas están publicados”

¿Cuál es su próximo objetivo? O surgen…

No tengo objetivos. Yo cuando me entero de que alguien se ha corrompido y tengo un hilo del que tirar, tiro inmediatamente y sin dudarlo. Es lo que nos ocurrió con Neymar. Y al final demostramos que Rosell había mentido; que hay comisiones ocultas, escandalosas, ilegales diría yo; que se ha sorteado a Hacienda… Y me parece gravísimo en los tiempos que corren, con tanta gente necesitada en este país y tanta subida de impuestos a los ciudadanos, que llegue un club, el Barça u otro, y se dedique a reírse de Hacienda. Lo que tienen que hacer es pasar por caja, el Barça y todos los clubes. En España no tiene que haber áreas de impunidad por mucho sentimiento que haya en los clubes de fútbol. Las áreas de impunidad en materia fiscal tienen que ser inexistentes. Se llame Barça, Real Madrid o Santa Cristina.

¿Marca se tira ahora de los pelos por dejarle escapar?

No tengo ni idea.

¿Se siente más cómodo en el debate político o en el deportivo?

Igual, me encantan los dos.

¿Volverá al periodismo deportivo ahora que ya no depende de Pedro Jota?

Nunca he buscado ningún destino de los que he tenido en mi vida. Yo no voy a buscar nada. Lo que tenga que ser será. Dios proveerá.

¿Por qué duró un día como fichaje estrella de Punto Pelota?

Pregúnteselo a Pedrerol. Pero lo que he leído en los confidenciales es correcto.

O sea, que fue Pedro Jota quien no le dejó.

Lo que he leído en los confidenciales es correcto.

“Bartomeu firmaría que el fichaje de Neymar se quedara en 120 millones como coste para el Barça”

¿Estar en tertulias deportivas resta credibilidadcomo periodista de investigación?

Yo creo que no. Yo soy periodista. El asunto es que cuando uno esté en una tertulia, de lo que sea, que sea riguroso. Estuve el día que contamos la información de Neymar y hubo compañeros que me llamaron de todo y por su orden, a mí y a Esteban. Y en 72 horas, los hechos confirmaron que lo que habíamos dicho era rigurosa y estrictamente cierto.

De director a periodista de investigación. ¿Cuesta remangarse de nuevo después de estar más en tareas de despacho?

Soy adjunto al director de El Mundo. Y en Marca también me remangaba. Por tanto, no ha cambiado mucho mi función. Y muy mal no me ha ido.

¿Aspiraba a dirigir El Mundo en la sucesión?

No, porque lo que era obvio es que el sucesor iba a ser Casimiro García Abadillo, que era uno de los dos vicedirectores. Lo que se ha hecho es correr el escalafón. Y me parece muy bien porque Casimiro es un grandísimo periodista y un excelente amigo.

¿El Mundo tiene sentido sin Pedro Jota?

Pues si se mantiene la filosofía de Pedro Jota, desde luego.

¿Qué hay de Pedro Jota en Eduardo Inda?

Muchas cosas. Él me ha enseñado casi todo lo que sé de este oficio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba