Cardenal tiene potestad y lo hará

El CSD se plantea no dar el dinero de las quinielas a los clubes de fútbol

Hasta el año pasado, el 10% de la recaudación de las quinielas era para la Liga de Fútbol Profesional y el 1% para la Federación. Con el organismo que preside Villar no habrá ningún problema, pues por segundo año ha renunciado a la subvención. En cuanto a la LFP, Astiazaran no tendrá más remedio que acatar la medida, pues el CSD tiene potestad y argumentos.

El CSD se plantea no dar el dinero de las quinielas a los clubes de fútbol
El CSD se plantea no dar el dinero de las quinielas a los clubes de fútbol

A la espera de conocer las cantidades concretas que el Estado destina al Consejo Superior de Deportes (CSD), desde este organismo ya han advertido que se producirá “una reducción importante”. Es por ello que su presidente, Miguel Cardenal, ha comunicado a las Federaciones una rebaja en las subvenciones, así como un cambio de criterio en su concesión. Para intentar que la reducción sea la menor posible, el presidente del CSD se ve obligado a buscar la manera de ingresar de donde todavía se genera

Como quiera que la Ley de mecenazgo, pensada para que las Federaciones tengan más fácil generar recursos propios, está en vía muerta a la espera de que la recuperación económica de España permita volver a ponerla en marcha, en el organismo que rige el deporte español se está sopesando, y lo más probable es que se lleve a cabo, no dar el dinero de las quinielas al fútbol profesional, y destinarlo al resto de deportes. 

Con la Ley de mecenazgo en vía muerta, el CSD destinará el dinero que le correspondería al fútbol profesional al resto de deportes

La ley del juego, aprobada el año pasado, deja en manos del CSD la gestión del dinero de las quinielas que se reinvierte en el deporte. Hasta el año pasado, el 10% de la recaudación era para la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que debía destinarlo en su mayoría a cumplir con el plan de saneamiento, y otro 1% lo recibía la Federación Española para promocionar el deporte aficionado. En sentido, no se espera que haya ningún problema, pues de hecho el organismo que preside Ángel María Villar ya renunció y volverá a renunciar a la subvención del CSD.

Como quiera que el CSD tiene el poder de “determinar las entidades beneficiarias de esas asignaciones y los porcentajes”, la decisión será unilateral, y habrá que esperar cuál es la reacción de la LFP, aunque su presidente, José Luis Astiazaran, no sólo tendrá que acatar la decisión, sino entenderla dentro de la delicada situación que atraviesa el deporte español.

La ley del juego, aprobada el año pasado, deja en manos del CSD la gestión del dinero de las quinielas que se reinvierte en el deporte 

El presidente del CSD avisó a finales del mes pasado que las cantidades que actualmente entran en las cuentas de los equipos profesionales por las quinielas podrían verse mermadas en el futuro. En la reunión que mantuvo el pasado jueves con la Federaciones, Cardenal volvió a dejar caer que no se descartan cambios en la aportación que los clubes de fútbol reciben de las quinielas. “El fútbol profesional recibe una aportación de las quinielas desde hace mucho tiempo, pero el escenario en el que está nuestro país, con todos los esfuerzos que está haciendo tanta gente, no es descabellado pensar que a corto plazo haya otras prioridades para el deporte”.

Miguel Cardenal ya lo avisó: "No es descabellado pensar que a corto plazo con el dinero de las quinielas haya otras prioridades para el deporte"

El “criterio de solidaridad” al que Miguel Cardenal ha invocado tantas veces es lo que se acabará imponiendo. Lejos queda aquel proyecto de quiniela deportiva que el CSD presentó en 2004 al Ministerio de Hacienda. La idea, patentada por la LFP, pretendía lanzarse a través de las nuevas tecnologías de forma experimental con fútbol y baloncesto, para hacerla extensiva, de forma sucesiva, al resto de modalidades.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba