Deportes

Los 'ultras' del Depor adquirieron entradas "al margen del cauce oficial": "Venían a pelearse"

"Venían a generar muchísima violencia", asegura el Secretario de Estado de Seguridad sobre los hinchas radicales del club coruñés. Francisco Martínez insiste en que "el dispositivo era adecuado": "La lucha contra la violencia en el deporte es eficaz".

Miguel Cardenal, anfitrión de la Camosión Antiviolencia en el CSD.
Miguel Cardenal, anfitrión de la Camosión Antiviolencia en el CSD.

"Ha sido algo excepcional. La lucha contra la violencia en el deporte es eficaz". El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha calificado de "muy grave" lo ocurrido este domingo en los aledaños del Vicente Calderón, pero ha precisado que enfrentamientos como los registrados entre hinchas radicales del Deportivo de la Coruña y del Atlético de Madrid y que se saldaron con la muerte de un miembro de los Riazor Blues no son un fenómeno generalizado. Tras la reunión de la Comisión Nacional Antiviolencia para analizar "de urgencia" esos choques violentos, Martínez ha destacado que "no existían hechos objetivos que presumiesen" que se iban a producir esos enfrentamientos, y ha defendido el dispositivo de seguridad como "adecuado para un partido que no había recibido la calificación de partido de alto riesgo".

Las autoridades investigan un "segundo canal de distribución de entradas"

Martínez ha indicado que las autoridades investigan cómo los ultras del equipo gallego pudieron hacerse con entradas para el partido del Calderón. "No teníamos información de que vendrían los Riazor Blues. Si hubiésemos tenido esa información, no habrían entrado en Madrid", ha asegurado, avanzando que un "segundo canal de distribución de entradas está siendo investigado".

El secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, añadió al respecto que "la Policía no sabía cuántas entradas habían llegado de Madrid a A Coruña", ya que los billetes en poder de los ultras habrían sido obtenidas "al margen del cauce oficial". Esas entradas fueron vendidas a los ultras por la Federación de Peñas del Deportivo, según ha detectado la Policía, que trata de averiguar ahora quién facilitó esas entradas. 

Reunión constructiva

"Entre estas dos aficiones no hubo enfrentamientos en los últimos seis años", apuntó Martínez, quien añadió: “De la reunión salimos con la idea de que hay cosas que tenemos que mejorar. Pero insisto en que lo que ha sucedido es excepcional. Los dispositivos de seguridad habitualmente actúan de forma eficaz. Creo que la reunión ha servido para iluminar algunos puntos que pueden explicar lo que sucedió ayer. Cuando grupos de fanáticos violentos están dispuestos a generar la violencia que generaron, se minimiza el daño, pero no se puede evitar todo. Las consecuencias no deben anticiparse de forma apresurada".

"No venían a participar en un evento deportivo, a lo que venían era a pelearse. Venían a generar muchísima violencia"

Sobre los hechos advirtió que a las "08.50 de la mañana del domingo se recibieron llamadas informando de que 200 personas se estaban peleando y se envió a los organismos policiales. Se ha detenido a 21 personas: 12 de Riazor Blues, seis del Frente Atlético, dos de Bukaneros y una de Alcorcón. Hay 90 detenidos y entre los objetos requisados destacan una navaja, petardos, bengalas, tacos, palos de madera, de alumnio... No venían a participar en un evento deportivo, a lo que venían era a pelearse. Venían a generar muchísima violencia", precisó el Secretario de Estado de Seguridad.

"Es vital controlar la violencia verbal"

También Cardenal valoró positivamente la reunión: "Ha sido muy constructiva. Vamos a reunirnos para concretar una serie de medidas con las instituciones como el cierre parcial de las gradas o la lucha contra la violencia verbal. No tuvimos indicios de que se estaba gestando un evento violento como el que se produjo. Si en las actas que se redactan tras los partidos no se indican estas conductas, no podemos actuar [...] Es vital controlar la violencia verbal y la agresividad que actúa como caldo de cultivo de estos acontecimientos. Hemos hablado con la LFP, la Federación, los clubes, las aficiones…". 

"Repasaremos cómo sancionar esta violencia verbal", indicó Cardenal, que propondrá "elaborar un listado de estos grupos violentos para expulsarlos de nuestros estadios y del entorno del fútbol". También "controlar la venta de entradas y señalar los grupos que crean precedentes violentos", así como crear "una unidad para prevenir la violencia y trabajar conjuntamente con los cuerpos de seguridad". El secretario de Estado para el Deporte advirtió que "los responsables de los dos equipos han solicitado la identificación de las personas relacionadas con los hechos para tomar medidas y quieren ser más drásticos en sus clubes con este tipo de colectivos y grupos". "Si lo han hecho algunos, por qué no van a hacerlo los demás", aseguró. 

"Hablamos de cerrar gradas, sancionar clubes, cerrar campos, cosa que no ha venido ocurriendo con frecuencia por no decir nunca"

Cardenal detalló más medidas en la lucha contra los violentos: "Disponemos de una legislación que se aplica ya actualmente. Hoy hablamos de cerrar gradas, cerrar campos, cosa que no ha venido ocurriendo con frecuencia por no decir prácticamente nunca. Sancionar con dureza a cualquier club que demuestre connivencia con estos grupos. De esto estamos hablando y esto lo vamos a poner negro sobre blanco. Cortar todos los vínculos dentro y fuera del campo. Esta fecha marca un antes y un después en la violencia en el fútbol".

Nuevas medidas

Finalmente, el secretario de Estado para el Deporte ha querido incidir en que "se ha solicitado ayuda de organismos internacionales especializados en la lucha contra la violencia. Y la medida de cerrar gradas es una medida que ya practica la UEFA. Se ha hablado en la reunión de esta mañana y volveremos a hablar de estas medidas en una reunión el jueves con las comisiones delegadas de la LFP y la Federración. Nosotros tenemos la última instancia administrativa, pero ellos deben implementarlas. Cuando tenemos conocimiento de un incidente, lo trasladamos a esos organismos y pedimos explicaciones para sancionar una práctica violenta o inapropiada. Esas son las posibilidades que hay. Existe una legislación, falta mejorar la praxis. También se va a trabajar durante los partidos, no solo antes", concluyó.  

La Comisión ha estado presidida por Ana Muñoz con la presencia de Miguel Cardenal, Secretario de Estado para el Deporte, el Secretario de Estado para la Seguridad, Francisco Martínez, el director general de Policía, Ignacio Cosidó; el Director General de la Guardia Civil, Arsenio Fernández Mesa; la Delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes; el presidente del Deportivo, Tino Fernández; el gerente del Atlético, Clemente Villaverde; y el presidente de la Federación Madrileña de Fútbol, Vicente Temprado. También está presente el presidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, Javier Tebas, último en llegar a la reunión regresando de un viaje, pero hay dos ausencias muy significativas. No están ni Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid ni Ángel María Villar, presidente de la Federación Española. A Cerezo le representa el gerente del club, Clemente Villaverde, y a Villar, que tenía asiento reservado con su nombre, le representa el presidente de la madrileña, Temprado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba