La lacra de la violencia en el fútbol no sólo no se soluciona, sino que se agrava

Interior reconoce que los clubes favorecen cada vez más a sus grupos ultras

En respuesta a una pregunta parlamentaria de IU, el departamento de Jorge Fernández Díaz constata un claro incremento de los casos detectados, aunque no especifíca los equipos infractores.

El problema de violencia en el fútbol se agrava y, además, por culpa de los propios clubes. El Ministerio del Interior reconoce en una respuesta parlamentaria que en los últimos años se ha detectado un claro incremento de los casos de equipos que favorecen con determinadas decisiones las actuaciones de los grupos ultras de sus seguidores. En concreto, el departamento que dirige Alberto Fernández Díaz, detalla que en 2011 "no se registraron casos de favorecimiento (sic)", mientras que al año siguiente se registraron "cinco casos de esa naturaleza". La tendencia de 2013 apunta a que esta última cifra va a ser ámpliamente superada. Sólo en el primer trimestre se conocen ya cuatro casos.

Interior constata, sin embargo, una reducción considerable en el número de sanciones a aficionados: de 23 en 2011 a sólo dos en lo que llevamos de 2013

El Gobierno asegura que en todos los casos ha realizado " las correspondientes propuestas de sanción a los clubes implicados" aunque en su respuesta no especifica de cuáles se trata. La respuesta de Interior se produce después de que el diputado de IU Ricardo Sixto registrara el pasado mes de abril una pregunta parlamentaria en el Congreso para conocer cuáles eran los planes del Ejecutivo de Mariano Rajoy para hacer fente a "la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte en general y en el fútbol en particular" tras el incidente de febrero en el que un árbitro valenciano de 17 años perdió el bazo tras sufrir una paliza durante un partido de Segunda Regional.

Este incremento contrasta con otro dato incluido en su respuesta: el descenso de los incidentes que acaban con propuestas de sanción individuales a aficionados. "Durante 2011 se registraron 16 incidentes en los estadios de fútbol de Primera, Segunda y Segunda División B, siendo propuestas para sanción un total de 23 personas. Por lo que se refiere a 2012, el número total de este tipo de incidentes fue de 5, habiéndose propuesto sanción a 5 personas. En el tiempo transcurrido de 2013, se han registrado 2 incidentes de esta naturaleza, dando lugar a la propuesta de sanción de 2 aficionados”, dice textualmente el escrito del Gobierno, al que ha tenido acceso Vozpópuli.

El Ejecutivo asegura que todos estos datos proceden de los informes que trimestralmente elabora el Ministerio del Interior sobre incidentes registrados en los estadios, aunque reconoce que hay una laguna: no se incluyen los producidos en los eventos celebrados en Cataluña de los que los Mossos d'Esquadra, que tienen la competencia, no remiten información. Estos informes son remitidos posteriormente a diferentes organismos, entre ellos el Consejo Superior de Deportes. IU denunciaba en su pregunta que este organismo no convoca desde hace dos años el Observatorio de la Violencia, el Racismo y la Intolerancia en el Deporte. A esto, sin embargo, el Gobierno no da respuesta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba