Por menos de diez millones de dólares

Armstrong se ve obligado a vender su mansión de Austin para pagar a sus abogados

La venta de esta propiedad es el comienzo de los graves problemas económicos con los que se va a encontrar el estadounidense después de haber admitido que se dopó de forma sistemática.

El petrolero y empresario texano Al Koehler se ha convertido en el nuevo dueño de la propiedad y mansión que el exciclista estadounidense Lance Armstrong poseía en Austin (Texas) y que estaba puesta a la venta, según informa el periódico 'Daily Mail'.

Aunque el valor de la propiedad y la mansión había sido puesto en 10 millones de dólares, fuentes del mundo de bienes raíces consideran que el nuevo propietario no ha pagado ese dinero. Koehler ha recibido un préstamo de 3,1 millones de dólares para hacer frente a la compra de la propiedad de 1,7 acres de terreno que Armstrong tenía, y donde está construida la mansión de 730 metros cuadrados de extensión. La información oficial sobre los impuestos de la propiedad registra que su valor está tasado en 3,9 millones de dólares.

Por su parte, Koehler, fundador de la compañía Royalty Clearinghouse, que se mueve en el sector del petróleo, gas y la minería, envió un correo electrónico al diario 'American-Statesman', de Austin, en el que asegura que el dinero que pagó está lejos del precio de los 10 millones de dólares. La venta de la propiedad es el comienzo de los graves problemas económicos con los que se va a encontrar Armstrong después de haber admitido que se dopó de forma sistemática durante su participación en los siete Tours de Francia que ganó y de los que ya ha sido desposeído.

Armstrong compró la propiedad en el 2004 y la mansión ha sido renovada durante varios años con importantes sumas de dinero que invirtió el exciclista estadounidense. Se cree que el dinero que reciba por la venta de la propiedad será utilizado para hacer frente al pago de los honorarios de los abogados que llevan las demandas legales que ya están presentadas en su contra por un expatrocinador, una aseguradora y un excompañero, además de un periódico inglés.

Se estima que la fortuna de Armstrong podría llegar a los 60 millones de dólares, pero si la demanda federal que su expatrocionador U.S.Postal prospera, tendría que pagarle al gobierno estadounidense tres veces los 30 millones de dólares que recibió cuando formaba parte del equipo.

Mientras que la compañía asegurada de Dallas Insurer SCA Promotions, que le pagó a Armstrong 10 millones de dólares en bonificaciones por haber ganado los Tours, ahora le reclama la devolución de los mismos y dos más en daños. El abogado de Armstrong que lleva el caso ha solicitado a una corte estatal de distrito en Dallas que rechace la demanda.

A pesar de haber vendido su propiedad, un portavoz de Armstrong dijo que el exciclista texano continuará viviendo en Austin, aunque no se ha especificado dónde residirá de manera permanente, pero sí se conoce que será su centro desde donde hará frente a todo los graves problemas legales que se le avecinan.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba