Deportes

Atropella a un ciclista y se da a la fuga: "Su cara ensangrentada hubiera asustado a mis hijos"

Los ciclistas, profesionales o aficionados, se juegan la vida. Corren elevado riesgo de atropello y, por si fuera poco, algún descerebrado se dedica también a dispararles balas de plástico. 

Taron Stead, el joven ciclista atropellado en Sheffield (Gran Bretaña).
Taron Stead, el joven ciclista atropellado en Sheffield (Gran Bretaña). huffingtonpost.co.uk

Lamentablemente, se producen casos todos los días y en todos los rincones del mundo, pero este fin de semana han coincidido dos incidentes con ciclistas, uno en Inglaterra y otro en España, que por su crudeza y anormalidad merecen una atención especial.

El primero sucedió en Sheffield (Gran Bretaña), cuando una conductora atropelló a un chico de 17 años, Taron Stead, que circulaba en su bicicleta de montaña. Según relata la madre del joven, "la mujer se bajó y le dijo a Taron que no podía pararse porque llevaba a sus niños al colegio y, además, la sangre de la cara de mi hijo podía asustar a sus pequeños". Tal cual.

El chaval fue atendido por otras personas que pasaban y, por suerte, se recupera en casa de las heridas y magulladuras superficiales que sufrió.

El asunto de los atropellos llevó a Carlos Moure, un veterano ciclista gallego, a idear un fácil método para denunciar -literalmente- esta situación. Montó una cámara en el manillar de su bicicleta, salió a la carrtera y grabó en dos mañanas a 49 conductores cometiendo infracciones a la hora de adelantarle.

Moure llevó el vídeo a la Jefatura Provincial de Tráfico como prueba en las 49 denuncias que ha puesto. El reglamento general de circulación establece que los adelantamientos deben respetar una distancia lateral de 1,5 metros a todos los peatones, animales y ciclistas.

Más sorprendente todavía fue lo de Giselle Ruiz, una ciclista madrileña que se ha hecho tristemente famosa por denunciar en su cuenta de Facebook lo siguiente:

"Desafortunadamente hoy me toco vivir en primera persona el entretenimiento de algunos "Sujetos" por no darles otro calificativo. Circulábamos por el carril bici de la carretera M-301, nos han disparado en dos ocasiones. La primera vez el vehículo circulaba en sentido San Martín de la Vega a la altura de Gorquez. Y en la segunda ocasión, el vehículo circulaba en dirección Madrid y nosotros comenzábamos a bajar La Marañosa. No nos dio tiempo de ver la matricula al completo, pero si vimos que era un Opel Astra color gris metalizado con terminación YX. Dimos parte a la policía, para su suerte no dieron con ellos.

Nos han disparado con algún tipo de arma de aire comprimido que disparaba en ráfagas. Según la policía supone que son proyectiles de plástico. He tenido la suerte de que iba con ropa de invierno y las heridas han sido menores, no quiero no imaginar que hubiese pasado si me hubiesen dado en la cara.

Ahora no solo deberemos estar atentos y alerta a todos los peligros que ya supone el montar en bici, si no que también tenemos que afinar la nuestra visión y memorizar matriculas para poder denunciar los actos de algunos indeseables que se dedican a hacer daño a los demás. Por favor difundir y estar atentos si circuláis por esa zona".

Y lo ilustra con varias fotos de los impactos. Por ejemplo, esta:


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba