Deportes

De los 8 partidos a Simeone por sus collejas y más al árbitro a los dos a Mou por el dedo en el ojo de Tito

La polémica está en la calle, es decir, en las redes sociales. La dura sanción de Competición al técnico del Atlético ha levantado las críticas de quienes la consideran un agravio con la que recibió el ex entrenador del Real Madrid, José Mourinho, cuando metió el dedo en el ojo a Tito Vilanova. Ni las acciones ni las circunstancias son las mismas, pues en aquella ocasión Competición actuó de oficio y el incidente de Simeone está recogido en el acta arbitral, quien le culpa de hasta cuatro hechos distintos.     

De los 8 partidos a Simeone por sus collejas y más al árbitro a los dos a Mou por el dedo en el ojo de Tito
De los 8 partidos a Simeone por sus collejas y más al árbitro a los dos a Mou por el dedo en el ojo de Tito

Los ocho partidos de suspensión con los que el Juez Único de Competición ha sancionado al Cholo Simeone no han gustado nada a algunos aficionados, especialmente del Atético de Madrid, que la consideran injusta teniendo en cuenta que a José Mourinho sólo le castigaron con dos partidos por meter el dedo en el ojo a Tito Vilanova, entonces ayudante de Pep Guardiola, precisamente en la Supercopa de España, en aquel caso entre el Real Madrid y el FC Barcelona.

Alfredo Flórez suspendió con dos partidos y 600 euros de multa al técnico portugués, aunque consideró su acción como leve, de ahí que le permitiera cumplirlos en la siguiente cita de la Supercopa de España que disputara, es decir, no en la Liga ni tampoco en la Copa del Rey, como sucede en el caso de Simeone. De esta forma, Mourinho sólo cumplió uno de los dos partidos de sanción que le fueron impuestos.

La gran diferencia es que en aquella ocasión fue el juez único de Competición quien decidió entrar de oficio y abrir un expediente extraordinario al considerar como grave la actitud de Mourinho y como leve la reacción del segundo técnico azulgrana. La apertura de este expediente fue algo inédito en el fútbol español. Sin embargo, en el caso de Simeone, el árbitro del partido recogió todos los incidentes en el acta.

La línea de defensa del Real Madrid se basó en que entendían que había mediado provocación del segundo técnico azulgrana y consideraban que no había elemento lesivo. Es decir, que Tito Vilanova nunca tuvo que recibir atención por la acción de Mourinho.

Tampoco el cuarto árbitro sufrió ninguna lesión tras las collejas de Simeone, pero el hecho de que el técnico del Atético se produjera "con violencia leve hacia los árbitros", según recoge el acta de Fernández Borbalán, le han supuesto cuatro partidos. A ellos se unen dos por las protestas, otro por aplaudir la decisión del árbitro y una más por desobederle y sentarse detrás del banquillo. Es decir, que mientras Mourinho sólo fue juzgado por una acción, el Cholo tenía hasta cuatro motivos para ser sancionado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba