Deportes

"El Real Madrid se va a distraer con la Champions y jugará ante Sevilla y Valencia. ¡Vamos a pelearle el segundo puesto!"

Simeone instó al equipo en el vestuario del Bernabéu, tras caer eliminados en los cuartos de la Champions, a discutirle a los de Ancelotti la segunda plaza en la Liga. 

Diego Pablo Simeone habla con su plantilla.
Diego Pablo Simeone habla con su plantilla.

Simeone en esencia pura. Motivador nato. Con la eliminación de Champions a manos del Real Madrid aún caliente y los ánimos decaídos, con bronca en muchos futbolistas por la oportunidad desperdiciada, el Cholo se dirigió al equipo. El vestuario rojiblanco en el Santiago Bernabéu era una mezcla de rabia y dolor, pero allí surgió de nuevo la figura y la palabra del entrenador argentino para reactivar a un equipo tocado. 

Un título (Supercopa de España) frente al eterno rival, competencia en Copa del Rey hasta chocar con el Barça tras eliminar al Madrid, gran concurso en la Copa de Europa hasta cuartos de final y colocarse entre los ocho mejores primeros del continente... y con la Liga aún por decidir. Un torneo donde el Atlético debe asegura una plaza Champions para encarar la próxima y decisiva temporada. Simeone llamó a los suyos a recuperarse del golpe y levantarse para trabajar por el último objetivo que falta y no menos trascendente.

Pero ahí no se quedó el Cholo. Simeone instó a los suyos a hacer un último esfuerzo: "El Real Madrid se va a distraer con la Champions y tiene que jugar con Sevilla y Valencia. ¡Vamos a pelearle el segundo puesto!".  La empresa no resulta nada fácil porque hay siete puntos de distancia entre ambos, pero el calendario se antoja a priori más complicado para los de Ancelotti. Sevilla y Valencia exigirán muchísimo a un Real Madrid, que además estará pendiente de las semifinales de Champions, lo que desgastará al equipo merengue. Sus otros choques son Celta (ya), Almería, Español y Getafe.

El Atlético tiene como prioridad asegurar como mínimo el tercer peldaño de la clasificación en dura lucha con el Valencia y Sevilla, sus inmediatos perseguidores. Le restan como rivales Elche, Athletic y Barcelona (el más complicado) en el Vicente Calderón, mientras que rinde visita a Villarreal, Levante y Granada, para cerrar la Liga. No parece un cierre de temporada muy duro si bien los adversarios se la juegan también.

Sea como fuere, el Cholo decidió motivar a los suyos con un objetivo de suma exigencia para mantener hasta el final ese gen competitivo en el último 'rush' de la competición liguera. Simeone está orgulloso del trabajo y entrega de los suyos y así lo hizo público en su comparecencia tras caer eliminado con el Real Madrid en la única derrota de la temporada (8 enfrentamientos) a manos de los vecinos. Pero él no quiere bajar los brazos hasta el desenlace de la competición y de nuevo ejerció de motivador en un momento clave. Decisivo absolutamente.

La resaca fue dura. Simeone y sus más cercanos abandonaron el Bernabéu en un coche particular sin hacerlo con el resto de la expedición colchonera en el autocar. Para algunos este hecho significó un desaire del entrenador que no fue tal porque esta liturgia la repite cada vez que juega el Atlético en Chamartín. El Cholo cenó en el restaurante De María, en una calle próxima al coliseo blanco, como acostumbra. Allí rumió la eliminación y digirió el adiós a una Champions que no se le quita de la cabeza. Es su obsesión. Y no cejará hasta lograrla para el Atlético. El Real Madrid se lo ha impedido en dos ediciones, pero quedan muchas por delante. El contrato y la apuesta Simeone2020 tiene impresa las letras de la Champions a fuego. Este proyecto se ha quedado en el camino, en los cuartos de final. Por eso mismo, el Cholo ha exigido un ambicioso proyecto deportivo con jugadores TOP para arrancar la temporada 2015-16 dispuesto a todo. Sin renunciar a nada. Así es el Cholo, pura exigencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba