Deportes

El United insiste en Cesc, aunque él quiere renovar, y la duda es si el Barça le seguirá considerando intransferible

Pocos jugadores tienen el cartel de Fàbregas en la Premier. El Manchester United, un equipo venido a menos, sigue viendo en el centrocampista la solución a sus males. Aunque tiene contrato con el Barça hasta 2016, a Cesc tiene le gustaría prorrogarlo. La cuestión es si ante una multimillonaria oferta, seguirá siendo intransferible.

El Manchester United no se olvida de Cesc Fàbregas. Si ya el pasado verano David Moyes, sustituto de Alex Ferguson en el banquillo de Old Trafford, intentó hacerse con el fichaje del centrocampista del Barcelona y de la selección española, el club inglés sigue pensando en él de cara a la próxima temporada. Cesc tiene muy buen cartel en Inglaterra, sobre todo tras su paso por el Arsenal, de ahí que se le vea como una apuesta segura.

Sin embargo, a día de hoy, la intención de Fàbregas no es otra que continuar en el Barça e, incluso, negociar una ampliación de su contrato. El jugador conoce el interés del United y sabe que algún otro club de la Premier también estaría dispuesto a pujar por él. Cesc regresó al FC Barcelona en el verano de 2011 procedente del Arsenal por 34 millones de euros, más otros 6 variables. Firmó un contrato de cinco temporadas, es decir, hasta 2016, con una cláusula de rescisión de 200 millones.

Pero el catalán no tiene ninguna intención de regresar a la Premier, aunque esto es algo que nunca ha descartado hacer en un futuro por su afinidad con el Arsenal. Renovados Busquets, Iniesta, Bartra y Montoya, y a la espera de que lo hagan Pedro y Piqué, además de Messi, Fàbregas confía en ser el siguiente en mejorar y ampliar su contrato. 

Cuando cerró su traspaso por el Barça, en Inglaterra se aseguró que el Arsenal consiguió incluir una opción preferencial por Cesc en caso de que algún día quiera volver a abandonar el club catalán. Además, en caso de que esa venta se produjera y el Arsenal no quisiera recuperar al jugador, los gunners percibirían el 50% de la plusvalía resultante. Por ejemplo, si el Barça traspasara a Cesc por 50 millones, los 16 que van de los 34 que pagó el Barça hasta esos 50, se los repartirían a medias los dos clubs, es decir, ocho millones cada uno.

El United hizo en verano una última oferta de 35 millones de euros y, según los medios ingleses, podría haber alcanzado los cuarenta. Sin embargo, el Barça declaró intransferible al jugador de Arenys de Mar. El propio Andoni Zubizarreta, director deportivo del Barcelona, confirmó que "el Manchester United entiende nuestra decisión y renuncia a su fichaje". La pregunta es si este verano el club catalán también rechazaría una oferta que, en vista de las necesidades del United, podría llegar a rondar los 50 millones. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba