Deportes

Mourinho no da opciones a Alemania: "El final de la historia será Brasil campeón del mundo"

El entrenador del Chelsea cree que Brasil será el campeón del Mundial gracias a su gran esfuerzo en cada partido y a la motivación es ser el anfitrión del torneo, y cree que la canarinha puede sentir más la ausencia por suspensión de Thiago Silva, que la de Neymar por lesión, en la semifinal que disputa este martes ante Alemania (22:00h, Telecinco).

"Thiago Silva en este momento es tanto o más importante que Neymar en el equipo", comentó el exentrenador del Real Madrid. "Creo que el final de la historia será Brasil campeón del mundo, porque lo están dando todo por la competición y por su país". El técnico portugués declaró a Yahoo que Brasil, la selección de Luiz Felipe Scolari, es un "equipo luchador", aunque sus componentes no se encuentran "jugando fútbol de calidad"

Alemania, que nunca ha podido con Brasil en partido oficial, es la penúltima prueba para Brasil, golpeado en el ánimo por la lesión de Neymar, en la antesala de una final que ansían sobremanera ambos equipos. El primer capítulo del reto entre América y Europa en el tramo último de Brasil 2014 se pone en juego en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, acelerada y entusiasmada por la esperada llegada del combinado local en el penúltimo paso en la pelea por la Copa.

Tanto el seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari, como los jugadores han hecho una piña y se han conjurado para usar la lesión de Neymar como un nuevo incentivo, una inyección de moral que sirva para catapultar al equipo a la final del Maracaná. En lo que va de Mundial, Brasil se ha movido más por impulsiones, instintos y emociones que por un fútbol pensado y racional.

La lesión de Neymar no ha hecho más que ahondar en ese proceso y Scolari ha insistido en hurgar en el componente anímico, para dar una sacudida a sus jugadores y lograr que recobren la intensidad y el hambre de victoria de las que hicieron gala el año pasado en la Copa Confederaciones.

En el apartado táctico, Scolari ha hecho diversas pruebas y ha barajado mantener el mismo esquema de juego de los últimos partidos, lo que supondría reemplazar a Neymar por alguno de sus sustitutos naturales, o cambiar a un dibujo más defensivo, con tres volantes de contención. En el lugar del delantero del Barcelona lo más probable es que juegue Willian, medio del Chelsea, que ha entrado en varios partidos como opción ofensiva, aunque Scolari todavía no ha dejado claras sus preferencias en los entrenamientos realizados en Teresópolis.

La otra opción que probó Felipão en su último entrenamiento es alinear a tres medio centros, Luiz Gustavo, Fernandinho y Paulinho, con el objetivo de frenar a Kroos y Müller en la zona ancha. Luiz Gustavo, un jugador clave en el robo de balones y que permite dar libertad al resto de centrocampistas, regresa después de cumplir un partido de sanción. El equipo anfitrión tampoco podrá contar con Thiago Silva, su capitán y un pilar en su sistema defensivo, por la acumulación de tarjetas amarillas. El favorito para la plaza libre en la zaga es Dante, defensa del Bayern Múnich que conoce a la perfección a sus rivales y que además, con su 1,88 metros, aporta un plus de altura a la zaga.

Alemania transita de nuevo en el tramo decisivo. Aspira por fin a un gran triunfo en la etapa Joachim Low, siempre en puertas del éxito y siempre ahogado en la orilla. El cuadro germano afronta en Belo Horizonte su cuarta semifinal seguida. Perdió con España en Sudáfrica 2010, con Italia cuatro años antes y en Corea y Japón alcanzó la final, donde fue superada precisamente con Brasil en la única cita en un Mundial que hasta ahora han jugado.

Low cuenta con sus veintidós futbolistas disponibles. Solo el zaguero Mustafi, que padeció en el choque ante Argelia y dijo adiós al torneo, está al margen de los planes germanos. La presencia de Lahm es la permanente intriga del preparador teutón, que ha recurrido a su capitán tanto para el centro del campo como para el lateral derecho, como ante Francia. Es un tema de debate sin definición. Aunque da la sensación, tras el buen resultado y la firmeza que le dio ante Francia, que permanecerá en su puesto natural.

Eso mantendría en el centro del campo a Sami Khedira aunque las pocas horas transcurridas tras el último compromiso pueden crear alguna duda a Low. El jugador del Real Madrid acompañaría a Bastian Schweinsteiger y Ton Kroos. La terna Mario Götze, Mesut Özil y Thomas Müller es incuestionable.

Alemania confía en recuperar su mejor versión ante un adversario que se aplica con más firmeza que balón y que aprovecha el factor ambiental para mantener la presión durante los noventa minutos. El cuadro germano, consolidado como un grande mundial tras presumir de trece semifinales de dieciocho participaciones en las veinte ediciones del torneo, espera enterrar la negra historia ante Brasil.

El anfitrión siempre ha ganado a Alemania en las tres ocasiones que han disputado un partido oficial. Una solo en un Mundial, cuando le arrebató el título en el 2002. Dos más en otras tantas ediciones de la Copa Confederaciones.

Alineaciones probables:

Brasil: Julio César; Maicon, David Luiz, Dante, Marcelo; Luiz Gustavo, Fernandinho, Willian (Paulinho); Oscar, Hulk y Fred.

Seleccionador: Luiz Felipe Scolari.

Alemania: Neuer; Lahm, Boateng, Hummels, Höwedes; Khedira, Schweinsteiger, Kroos; Müller, Özil y Klose

Seleccionador: Joachim Low

Árbitro: Marco Rodríguez (MEX)

Estadio: Mineirao de Belo Horizonte

Hora: 17.00 hora local


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba