Deportes Airbag para ciclistas: un invento que trae de cabeza a los fabricantes de cascos

Hodving es una empresa sueca fundada en 2005 por Anna Haupt y Terese Alstin, dos estudiantes de diseño industrial en la Univerdidad de Lund, durante la realización de una tesis de máster. El resultado: un invento que puede revolucionar el mundo de la bicicleta.

Anna y Terese se plantearon fusionar dos conceptos tradicionalmente antagónicos: seguridad y comodidad. Se trataba de proteger la cabeza cuando circulas en bici, pero sin tener que llevar el tradicional casco.

Estudiaron numerosos accidentes, las secuelas de los mismos y llegaron a una primera conclusión: el casco no protege lo suficiente, sobre todo la zona del cuello, especialmente sensible en un accidente.

Con esos datos y tomando como referencia el muy avanzado sistema de airbag de los vehículos, inventaron un artilugio que, como se aprecia en el vídeo, en caso de caída se abre automática y rápidamente para proteger por completo cabeza y nuca.

Sólo hay que colocarse una especie de collar, pequeño y muy manejable. Alimentado con una batería -que se carga mediante un cable USB y dura unas 13 horas-, miles de sensores identifican una caída del ciclista y hacen que salte el aribag protector.

Dos inconvenientes fundamentales frenan la eclosión de este interesante invento: el hecho de que no pueda homologarse como casco y su precio, unos 300 euros en España.

Ese asunto legislativo impide el uso del airbag en carretera, donde el casco es obligatorio, pero no así en ciudad, donde a partir de 15 años es voluntario. Es decir, los ciclistas urbanos pueden usa el airbag y disfrutar a la vez de libertad y seguridad en sus recorridos en bici.

Respecto a otros posibles condicionantes como el tamaño, peso, uso de gafas y demás, la propia empresa responde a esas preguntas en su página web en castellano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba