Deportes

El Bayern será campeón si gana en Berlín y Pep Guardiola ya se prepara para recibir su bautizo de cerveza

Si el conjunto bávaro gana este martes al Hertha, o empata y el Dortmund no gana al Schalke, será campeón de la Bundesliga, "el título más importante", según Pep, que no podrá evitar el ritual de la cerveza.

El entrenador del Bayern Múnich, Pep Guardiola, asegura que el título de la Bundesliga, que su equipo puede conseguir este martes con una victoria a domicilio ante el Hertha, es el más importante para los bávaros, pese a los objetivos de ganar también la Liga de Campeones y la Copa de Alemania. "El campeonato alemán es el título más importante", dijo Guardiola antes de partir hacia Berlín. Pep agregó que, en el momento en que se asegure matemáticamente el título, estará "feliz y orgulloso". Ya al comienzo de la temporada, el presidente del Consejo Directivo del Bayern, Karlheinz Rummenigge, había definido la Bundesliga como el principal objetivo del club.

Si el Bayern de Guardiola se corona campeón este martes, en la vigésima séptima jornada, lo habrá logrado una jornada antes que la campaña pasada, cuando Jupp Heynckes estaba en el banquillo. A diferencia de lo que ocurrió en la temporada pasada, cuando el director deportivo Mathias Sammer dio la orden de aplazar las celebraciones hasta que se terminara la temporada que al final se selló con el triple, el técnico español se ha manifestado partidario de celebrar el título de inmediato. "En el momento en que ganemos la Bundesliga tenemos que celebrarla", dijo Guardiola. Incluso un empate puede darle el título al Bayern, siempre y cuando el Borussia Dortmund no logre derrotar al Schalke en el derbi de la cuenca del Ruhr.

El Bayern viajó a Berlín con la totalidad de la plantilla, lo que indica que hay confianza en que habrá celebración y el regreso a Múnich está previsto el miércoles por la tarde. El Bayern se ha mantenido esta temporada invicto en la Bundesliga, con 24 victorias y 2 empates. Pep Guardiola cree que podrá escapar a la ducha de cerveza con la que los bávaros suelen celebrar sus títulos. "En todo caso, no llevo un segundo traje a Berlín", dijo Pep antes de salir rumbo hacia la capital alemana.

"Tal vez después del pitido final no me quede en el campo sino me refugie en el vestuario", agregó el catalán. En todo caso, ninguno de los antecesores de Guardiola que han celebrado títulos se han librado del bautizo bávaro. Jupp Heynckes lo aceptó estoicamente y sonriendo en la temporada pasada y Louis van Gaal fingió al menos querer escapar, pero fue alcanzado por sus jugadores.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba