Deportes

El Athletic gana en Ucrania y ahora le basta un empate para meterse en la Liga Europa

El Athletic Club ha ganado en Ucrania al Shakhtar Donetsk, gracias a un gol de Mikel San José en jugada de estrategia botada por Beñat Etxebarria, y apunta a la Liga Europa, cuyo billete solo depende de que los de Ernesto Valverde no pierdan dentro de dos semanas ante el BATE Borisov en San Mamés.

El equipo vasco ha devuelto en el Lviv Arena el favor que el Oporto le había hecho horas antes ganando en Bielorrusia y su victoria le permite al equipo portugués ser ya definitivamente el campeón del Grupo H y jugar como local la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones.

No estará el Athletic en esa ronda porque había llegado ya eliminado al partido de la fría noche de hoy en Lviv, pero al menos tiene más fácil caer a la Liga Europa, que tenía también muy complicada antes de esta jornada.

El conjunto vestido de verde, no obstante, ha incidido en las buenas sensaciones que está emitiendo en las últimas jornadas ligueras y se ha impuesto en un choque muy igualado, en el que Valverde le ha ganado la batalla táctica a Mircea Lucescu.

No es que haya sido muy superior el conjunto bilbaíno al ucraniano, pero sí ha hecho tanto como el Shakhtar. Y además ha metido el gol en su ocasión más clara.

Otra muy favorable gozaron los locales al inicio de choque, un mano a mano de Taison ante Iraizoz en el que se impuso el meta navarro, y una última en el minuto 89. Ésta un claro penalti por mano de Balenziaga casi bajo palos que debió suponer también la expulsión del defensa guipuzcoano.

Pero no fue señalada la falta máxima y el gol de San José se tornó definitivo para la suerte del partido y, probablemente también, para la clasificación final del Grupo H.

El choque empezó con malos augurios para el Athletic, ya que en el minuto 6 Taison gozó de un mano a mano ante Iraizoz tras una pérdida en la salida del juego de San José al borde de la frontal. Pero el meta navarro estuvo firme y atajó brillantemente la clara ocasión local, que acabó siendo la única clara de la primera mitad.

Porque, lejos de que se confirmase la superioridad, el choque entró en una fase de igualdad entre ambos equipos. Si bien, más por el control de ambos de las virtudes del rival que por otra cosa.

Ninguno de los dos equipos ligaba juego y no se generaban oportunidades de gol. Las llegadas se limitaban a disparos y remates tímidos o fallidos.

En todo caso, más del Athletic que del Shakhtar, que apenas si buscó un par de lanzamientos lejanos de Alex Teixeira y Douglas Costa, en los minutos 37 y 45, que no encontraron portería.

El conjunto vasco se imponía en las jugadas a balón parado, pero San José no conectó bien dos cabezazos y tampoco en disparos lejanos o sin mucho ángulo ni Viguera, ni Rico, ni Beñat llegaron asustar a Pyatov. Un lanzamiento desde la frontal de Rico si parecía llevar la fuerza y dirección correctas para acabar entre los tres palos de la meta local, aunque dio en un defensa y se convirtió en córner.

El mayor contratiempo para el Athletic desde el mano a mano de Taison fue el relevo a la media hora de Etxeita, lesionado, por Gurpegui.

El segundo tiempo comenzó más bronco y con el Shakhtar más peligroso. Pronto Douglas puso a prueba a Iraizoz, que despejó su disparo y más tarde, en apenas un minuto, a Luis Adriano le faltó el acierto que está teniendo durante toda la Fase de Grupos en dos balones francos que le cayeron dentro del área.

El primero, en posición más peligrosa, no enganchó bien el balón y se le marchó cruzado; en el segundo, menos achuchado por los rivales, el disparo desde la frontal le salió muy flojo.

Pero fue mejorando el Athletic y, ya con Aduriz sobre el terreno de juego, San José abrió el marcador. Lo hizo, cómo no, en una jugada de estrategia, en la que siempre superó a sus marcadores. Esta vez, curiosamente, rematando con el pie al borde del área pequeña un centro muy medido de Beñat que no fue capaz de despejar la defensa y en la que el central navarro se adelantó a otro central, Ratitskiy.

A partir de ahí achuchó mucho el Shakhtar, que apuró los tres cambios, pero el choque caminó más hacia el 0-2 que rozaron en varias ocasiones Muniain y Aduriz.

No obstante, un claro penalti no pitado por mano de Balenziaga casi bajo palos pudo haber permitido a los locales conseguir un empate que, de todos modos, tampoco le permitiría aspirar a la primera plaza del grupo en la última jornada.

Ficha técnica:

Shakhtar Donetsk: Pyatov; Srna, Kucher, Rakitskiy, Shevchuk; Fernando (Fred, min.77), Stepanenko; Douglas Costa (Marlos, min.67), Teixeira, Taison (Bernard, min.71); y Luiz Adriano.

Athletic Club: Iraizoz; De Marcos, Etxeita (Gurpegui, min.32), San José, Balenziaga; Iturraspe, Rico: Susaeta (Aduriz, min.64), Beñat, Muniain (Unai López, min.88); y Viguera.

Gol: 0-1, min.68: San José.

Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra). Mostró tarjeta amarilla a los locales Kucher, Luiz Adriano, Srna y Stepanenko, y a los visitantes Iturraspe, Gurpegui, San José y Unai López.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada del Grupo H de la Liga de Campeones, disputado en el Arena Lviv con una temperatura de -3 grados, una sensación térmica de -8 y una humedad del 93 por ciento.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba